Parece que vestir de amarillo es todo un riesgo hoy día. Los presentadores de TV3 son muy sensibles con este color, costando verlo en antena porque no quieren que haya "connotaciones políticas". Pero parece que también es criticable que aparezca en la televisión valenciana...

La polémica ha estallado en À Punt, la nueva televisión valenciana, sólo cinco días después de su primera emisión. Empar Marco, la directora general de la nueva corporación de radio y tele, vistió de amarillo en su primera aparición en el canal autonómico. Una decisión que no ha gustado demasiado a una parte de la audiencia...

amparo marco à punto

La red estalló, tachándola de "provocadora" y de hacer "un guiño" a los nacionalistas catalanes. Muchos interpretaron este gesto como una manera de posicionarse, evidenciando que da apoyo a los presos políticos. Una idea que tiene todavía más fundamentos a raíz de una entrevista que le hicieron en la que aseguró que sentía "admiración" por la organización de la sociedad civil catalana.

Los comentarios fueron tantos a raíz de su partición en el programa que los ánimos se han ido calentando, llegando al extremo de pedir la dimisión de la responsable del canal.

Se quejan, como decíamos, del vestuario que llevó durante la emisión de À Punt Directo, cuando participaba en una tertulia de mujeres en la que no era la única al ir de este color, por eso... La escritora juvenil Gemma Pasqual también optaba por una americana del mismo tono. Pero eso no es todo, ya que incluso la presentadora del primer informativo noche completo de la cadena, Victòria Maso, lució una camiseta así.

gema|yema pascual a punto

victoria maso a punto

La cadena no tiene, claramente, ningún problema con el color ni es demasiado sensible a segundas interpretaciones. Cosa lógica teniendo en cuenta que se trata de la televisión valenciana... Sea como sea, lo que está claro es que una parte de la sociedad valenciana ha reaccionado tildando À Punt de ser "muy próxima" al independentismo catalán, acusándoles incluso de adoctrinar.

"Que Empar Marco escoja el amarillo para su debut en À Punt no es un mero gesto, es una provocación y situarse al lado de los golpistas y del catalanismo. Queremos una televisión valenciana pública, plural y en la auténtica lengua valenciana. No dogmática catalanista", decían. Acabando el llevar mensaje con el hashtag #EmparMarcoDimision.

Una decisión que ha levantado una gran polvareda...

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat