Hay una polémica vieja con una pizzería barcelonesa, Bo di Napoli (c/València 197), por un tuit del 28 de diciembre que ahora recupera Susanna Griso para hacer hervir la olla, nunca mejor dicho. Una clienta, que es profesora de francés y ex miembro del secretariado nacional de la ANC, tuiteó que el dueño del local no le quiso facilitar la carta en catalán. Y mira que es fácil traducir en un papel, pizza en catalán es "pizza".

Espejo público va tarde y 3 semanas después entrevista al pizzero señor Dror Cohen. Griso cree que hace un programa de actualidad excepto cuando se pone anticatalán. Entonces siempre es buen día para hinchar una polémica sobre el catalán. El hombre dice que ha recibido amenazas a twitter por ser judío o contra sus hijos, intolerable como cualquier amenaza. Pero en Antena 3 les duele que quien no quiera no cene. El pizzero dice que ha perdido el 50% de la clientela. Lo más curioso es que quiere recuperarse rápido y muestra su carta, traducida al catalán como marca la ley, y en lugar de la constitucional bandera pone una estelada:

estelada|estrellas carta antena3

Antena 3

Griso no da crédito y el pizzero del Eixample responde: "Es un error del encargado al imprimirla". Después se lamenta "Se ha reducido la facturación al 50%, de casi 200 comensales, tenemos 50 clientes (por comida)". El pizzero niega el conflicto con la tuitera indignada por negarle la carta en catalán: "Esa señora rechazó hablar con el camarero porque es italiano y no habla catalán. Ella gritó "Cómo es posible que no hable catalán". Dice que lo tiene todo grabado y Griso le pide las cintas para emitirlas mañana. Veremos.

Al final es un conflicto privado entre una clienta que dice haberse sentido maltratada y un restaurador. Pero los tertulianos ultras de Griso sacan la Ley de Normalización Lingüística, denuncian boicots ("Ser equidistante es darle la razon a los que boicotean a un pequeño empresario") y Marina Castaño, viuda de Camilo José Cela, remata: "En Galicia pocas cartas están en gallego porque hay la grandeza de una lengua en común. Es un problema solo de esa región de España (Catalunya), casos que solo se dan allí".

bono di napoli Alce 3

Antena 3

Quien se ha apuntado al show es el mayor usuario de establecimientos de restauración de Barcelona: churrerías, mercados y pizzas: Manuel Valls.

El pizzero dice que el nombre del local, Bo di Napoli, incluye una palabra en catalán (bo: bueno) para guiñar el ojo al país donde se instala y Griso cambia de tema (o no): entrevista al portavoz de Tabarnia. Un día de bucle más en la oficina.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat