El número 2 de VOX, Javier Ortega Smith, no puede caer más bajo. O quizás sí. Cada día se supera. El candidato de los ultraderechistas a la alcaldía de Madrid y letrado de los intereses de la formación en el juicio a los líderes políticos del procés ha realizado una vomitiva manifestación en la que niega los derechos de la mujer a la hora de ejercer (y decidir) la maternidad, argumentando que "las mujeres tienen derecho a comer más o menos, pueden cortarse el pelo, pueden cortarse las uñas", pero no tienen derecho a abortar:"No es un derecho es acabar con la vida de un ser inocente como es el niño que llevas en tu interior"

Cualquier ser humano con un mínimo de sentido común se apresuraría a esconderse en el lugar más recóndito del planeta, pero no es el caso de Ortega Smith, orgulloso de cada burrada que es capaz de articular en una única frase. De hecho, el ex boina verde hacía esta indignante afirmación justo antes de participar en un debate sobre la familia en el Congreso de los Diputados. El colmo de la ignominia. Lo más preocupante, sin embargo, es que este señor quiere gobernar a las mujeres madrileñas. Qué miedo.

Javier Ortega Smith DNI @javierortegasmith

@javierortegasmith

El de Ortega Smith es un mundo en blanco y negro, a pesar del verde corporativo de su formación política. Mejor dicho, en vez de "formación" tendríamos que hablar de caverna, y la palabra "política" sustituirla por "inquisitorial". El siglo XXI todavía no ha llegado a su calendario. De hecho, es muy probable que viva en el siglo XII. Y bajando.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat