Ella se cree única, maravillosa, irrepetible. Heroína de la libertad, de la moral recta, de la verdad absoluta. La mejor presentadora de la tele. Hablamos de Ana Rosa Quintana. Presume de un currículum de 'Grande de España' que asusta. Es extraño que la Casa Real no la condecore o la nombre Marquesa, Condesa o Duquesa de algo. Pero la de T5 tiene trampa. Mucha trampa. Calla todas sus vergüenzas, que son muchas, adoctrina y engaña a su audiencia, y hace de oráculo televisivo rodeada de algunos de los personajes más tóxicos del planeta. Ah, sí, y si la cosa se tuercen, tranquilos: siempre puede cambiar de opinión de forma fulminante y "si te he visto no me acuerdo". Así ha llegado dónde ha llegado, aparte de relacionarse con extorsionadores y parejas de pésima reputación.

ana rocía quintana juan muñoz marido gtres

Ana Rosa Quintana Juan Muñoz GTRES

Ana Rosa Villarejo

Ana Rosa Villarejo EB

Allí sigue, protegida por el imperio de Vasile. Vete a saber qué secretos oscuros y viscosos tiene escondidos en un cajón para mantenerse imperturbable y firmando discursos penosos. Esta mañana lo ha vuelto a hacer, para no perder la costumbre, después de una intervención patéticamente guionizada, acusando de "ciudadanos de primera y de segunda" después de toda una vida insultando a aquellos que no piensan como ella (por no hablar de los catalanes e independentistas), citando a Orwell como su amigo Casado y con una frase que es un delirio. "Si algo merecen los españoles es que nos digan la verdad". Lo dice ella. La verdad. Ha sido pronunciar la sentencia y empezar una tormenta de época, con unas redes que no pueden esconder su repugnancia. La retahíla de improperios ha estado a la altura.

Ana Rosa Quintana T5

Ana Rosa Quintana T5

Ana Rosa Quintana 3 T5

T5

Atentos a la cuenta tuitera de la reina de T5, donde se hará la víctima por enésima vez. Pero hablar de Villarejo, su marido, putas y coca, "si eso ya tal".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat