¿Saben aquellas señoras que el primer día de rebajas aparecen en la foto delante de todo, esperando que abran los centros comerciales para conseguir ser las primeras en hacerse con una chaqueta, unas zapatillas o un albornoz? Pues el viernes esta foto se reproducirá. Pero cambiando las señoras por la reina Letizia y cambiando el centro comercial por una librería. Porque el viernes sale a la venta El amor de Penny Robinson, el libro que ha escrito Alonso Guerrero, el primer marido de Letizia antes de que cayera prendada de las virtudes del rey Felipe VI.

alonso guerrero GTRES

GTRES

Ya adelantábamos hace unos días que la frase promocional del libro, que si no pasa nada extraño, saldrá a la venta, era de las de mojar pan: "Querían saberlo todo de él porque querían saber todo de ella". La frase "saberlo todo de ella" engloba muchas y variopintas posibilidades, pero no nos engañemos, el lector de un libro como este es morboso de por sistema, y entre todo lo que se pueda explicar de la hoy reina de España, seguro que muchos esperan encontrar pasajes erótico-festivos sobre los secretos de alcoba de la reina Letizia cuando no era más que Letícia Ortiz.

el amor de penny robinson

En una entrevista en el diario El Mundo, Guerrero ya avisaba de que el género de la novela sería una tragicomedia. Quizás habría que añadir también rastros de literatura erótica barata de aquellas novelas rosas que se vendían hace años en las gasolineras. Guerrero avisaba: "El libro es una mezcla de lo que ocurrió y de lo que podría haber ocurrido. Les aseguro que lo primero resulta más increíble que lo segundo". El ex de la reina promete anécdotas. Y a fe que las dará. Y bastante explícitas. Ahora lo que hará falta averiguar es si las anécdotas narradas ocurrieron o podrían haber ocurrido, parafraseando al autor.

letizia alonso guerrero

Este profesor de literatura conoció a Letizia en 1989, cuando la actual reina tenía sólo 17 años y él 27. Después de nueve años de amor, lectura y otras escenas de pareja, se casaron. Matrimonio fallido que duró sólo unos meses porque Letizia encontró el amor en la Zarzuela. Pilar Eyre, a quien En Blau entrevistó, afirmaba que la reina aseguraba que del entonces príncipe Felipe le enamoró "que es un gran lector". No sabemos si los dos juntos, reina y rey, leerán el libro de Guerrero al mismo tiempo, a la penumbra de la luz de la mesilla de noche y tapados por las mantas reales. Pero si lo hacen, sepan que se encontrarán con algunos fragmentos... incómodos.

leticia playa GTRES

GTRES

En la novela, aparece un personaje femenino de nombre Nené, una Lolita que trastoca al protagonista en todos los sentidos y que sería un reflejo de la reina Letizia. Y la revista Lecturas ya ha publicado algún aperitivo de lo que se pueden encontrar los lectores en las páginas del libro. Un aperitivo donde se habla de manera muy concreta, de su desnudez: "Me sobrecogió su desnudez. Tomé la instantánea aquel atardecer de verano mientras dormía. Recordé haber buscado el encuadre durante mucho rato y al despertar, había puesto el automático y me había fotografiado junto a ella, tan desnudo como ella".

Primera mención que hace despertar la imaginación del lector. Guerrero hace honor a su apellido y sigue dando guerra, esta vez, de manera más explícita: "Estaba enamorado de su bronceado. Las líneas bordeaban los hombros y caían a la parte interna de los muslos como si la confundieran con un tragaluz". Muy poético todo. Y entrando en terreno pantanoso, y nunca más bien dicho. Pero no es la único metáfora subida de tono del escritor: "La vi salir embutida en aquel gabán de cosaco bajo del cual iba casi desnuda. Era bella como un diluvio, pero desapareció bajo el sol de diciembre sin dejar vrastro. Sin darme cuenta, había llegado a obsesionarme con sus ojos y su boca". Y como diría Mayra Gómez Kemp en el Un, dos, tres "hasta aquí puedo leer".

Letícia toisón de oro EFE

EFE

El ex marido de la reina ha prometido anécdotas y que todo se entenderá "entre líneas": "Vivimos en un país en el que la soledad propia se medica con las vidas ajenas. Cotilleos y calmantes. Esa es nuestra receta".  Pues venga dosis de cotilleos para los lectores y de calmantes para la familia real por lo que se puedan encontrar en El amor de Penny Robinson a partir del viernes.

El nombre del libro responde a un personaje de la serie Perdidos en el espacio. La que está perdida, pero muchos pagarían por encontrar, es una supuesta foto de la reina Letizia desnuda. El libro también deja caer que estas fotos existen. Guerrero insinúa que sí: "El lector debe leer entre líneas". Quizás no hará falta que algún directivo televisivo o miembros de la monarquía paguen lo que sea por conseguirla. Quizás habrá suficiente con las descripciones que hace Guerrero en su libro.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat