No han pasado ni 24 horas desde que Juan Carlos I ha pasado a mejor vida monárquica. Ahora seguirá haciendo aquello que ya hacía los últimos años, pero todavía de manera más descarada. El emérito ya no tiene ninguna obligación y desde este domingo ya no capitaneará ningún acto institucional. Fin de fiesta en Aranjuez en los toros y a seguir viviendo del cuento sin ninguna obligación.

joan carles toros gtres

GTRES

Aprovechando la ocasión, el diario El País ha escrito un texto explicando la vida y milagros del Borbón, sus luces y sus sombras, estas, maquilladas y blanqueadas como si hablaran de un personaje novelesco de Jules Verne viviendo aventuras. Un artículo que ha generado una avalancha masiva de rechazo por parte de la red.  "Le apodaron Juan Carlos el Breve. Pero, contra todo pronóstico, consiguió consolidarse. Paró un golpe de Estado. Su figura se engrandeció. Y años más tarde, con la aburrida normalidad, llegaron los deslices". Así empieza el panegírico. La elección de la palabra "deslices" ya es toda una declaración de intenciones. Quizás un texto escrito para compensar lo que ha dicho Ramoncín.

joan carles corrida adeu efe

Efe

Sitúa a JC como una especie de pobre niño rico que cayó en desgracia cuando cayó en Botsuana y se rompió las caderas. Escenifica a un rey deprimido que los últimos años que lo han ido aparcando lo ha pasado peor que cuando llegó al poder de la mano del franquismo. Y habla de un amigo que se lo encontró "solo, en una habitación interior muy pequeña, tumbado boca arriba en una camilla, dolorido de la cadera, con el mando a distancia de la televisión en la mano, cambiando de canal. Sin mucho más que hacer. Sin nadie al lado. Recuerda la pena que sintió al ver al en otro tiempo popular e indiscutido Juan Carlos I, así, perdido en su propio palacio, zapeando, atendiendo las escasas llamadas de teléfono que recibía". Pobrecito rey.

joan carles tirita gtres

GTRES

El texto es un repaso de Juan Carlos, con curiosidades como cuando explican a qué se hubiera dedicado si no hubiera tenido que pasarse la vida navegando en Mallorca o recibiendo las orejas y el rabo que le brindaban los orgullosos toreros en las plazas. Según el medio, una persona que trabajó con JC los últimos años dice de él que "le gusta la vida". No sólo eso. Le gusta la vida "y hacer cosas. Arreglar motores. No puede estarse quieto. No es un intelectual, no. Eso lo sabe todo el mundo. Pero estaba suscrito a revistas científicas, le gustan las cosas del espacio". Y revela qué hubiera sido el rey si no hubiera sido rey: "Habría sido ingeniero, de los de tocar cables". Pero, oh, qué pena, "No hubo oportunidad. Desde niño le convencieron —se convenció— de que era un tipo —privilegiado o no, según se mire— con un destino. Porque uno tiene un destino, pero también carga con él". No sabemos si hablan de Juan Carlos o de Spiderman, cuando su tío le dice aquello de que "un gran poder conlleva una gran responsabilidad".

joan carles mano GTRES

GTRES

La red -los que han podido llegar hasta el final del elogio de El País-, no ha tenido piedad:

Juan Carlos ya no tiene ocupaciones. Que no se preocupe. Siempre puede ir leyendo este texto para convencerse a sí mismo de haber hecho un buen trabajo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat