Mañana el Gobierno recurrirá ante el Tribunal Constitucional la resolución que fue aprobada la semana pasada en el Parlament de Catalunya. La resolución fue presentada por el grupo parlamentario de los comuns y su portavoz, Elisenda Alamany.

En definitiva, un Parlamento que debería ser soberano y traslada el sentir del 80% de la sociedad catalana, que rechaza la figura del Rey y el sistema monárquico como democrático.

De la sociedad española no podemos hablar, puesto que el CIS lleva años sin preguntar sobre esta cuestión. Concretamente, la penúltima vez que preguntó fue en abril del 2014, con Juan Carlos I aún en el trono. Y en ese momento la institución había sacado un 3,7 sobre diez en su valoración. Un año después, con Felipe VI al frente de la jefatura de Estado, mejoró la nota, pero no aprobó: un 4,3. Y desde entonces, mutis.

Al preguntarle al gobierno sobre este “silencio”, su respuesta fue curiosa: según Rajoy (en abril de 2018), el CIS pregunta sobre los problemas de España, y lo que ocurre es que la mayoría de españoles no consideran que la monarquía sea un problema. Por eso no salen preguntas al respecto.

La cuestión es que no sólo es el CIS quien prefiere no sacar el tema. Ninguna empresa demoscópica ni los medios de comunicación, tan interesados en hacer encuestas cuando les interesa, han planteado esta cuestión.

Podemos encontrarnos alguna pregunta específica, como en este caso hizo El Español, sobre el discurso de Felipe VI tras las cargas policiales del 1 de octubre. Llama la atención la percepción sobre el asunto, comparando los territorios. Estoy segura de que algo tendrá que ver también la nefasta manipulación informativa que se ha producido en España para intentar tapar, precisamente, esta tendencia que observamos en la tabla.

En Catalunya, precisamente, sí han realizado encuestas a la población. Concretamente, el Centro de Estudios de Opinión publicó en el pasado 2017 el barómetro de opinión política

Y es cuando puede verse que 6 de cada 10 catalanes no tiene ningún tipo de confianza en la monarquía, dándole un 0 sobre 10.

Es evidente que cualquier muestra sobre la república se silencia. Incluso fíjense en el titular que escogió el pasado 2 de octubre El País para hablar de la concentración que tuvo lugar en Sol en apoyo al 1 de octubre y de la República. 

La convocatoria era republicana. Y podemos ver cómo en el texto al diario no le ha quedado más remedio que reconocer lo que era evidente: “Los asistentes que apoyaban el 1-O, más numerosos, han gritado consignas como "Madrid está con el pueblo catalán", "viva la República" o "derecho a decidir". Desde luego que el titular no hace referencia a lo que en realidad sucedió. 

A quien se persigue, se silencia y se reprime es a un tipo determinado de catalanes, que son los republicanos

El problema que tenemos con los que han patrimonializado España es que quieren hacer creer que hay algún tipo de rechazo contra los catalanes por el hecho de ser eso, catalanes. Y en mi opinión no es así. A quien se persigue, se silencia, y se reprime es a un tipo determinado de catalanes, que son los republicanos. Como sucedió con el pueblo vasco. Y como sucede con todos estos que habéis visto en los videos: que parece que no existimos, que no estamos. El CIS no pregunta, los medios no lo cuentan y se corre un tupido velo intentando crear un falso relato de odio entre pueblos.

No, los pueblos no nos odiamos. A la mayoría de la población nos encantan las tradiciones populares, las distintas lenguas y estamos muy de acuerdo con el derecho a decidir libremente, sabiendo que así podremos estrechar los lazos de solidaridad, que se fundamentan en la soberanía y la libertad. Pero queda claro que a los poderes de este régimen, que son dueños de los medios, que dirigen las encuestas y que recurren al Tribunal Constitucional (haciendo trampas) cada vez que les viene en gana para frenar todo lo que huela a democracia y soberanía popular, cada vez están más solos.

Un llamamiento al Gobierno: hagan una consulta popular, ustedes que pueden hacerlo, sobre el derecho a decidir, sobre la monarquía y sobre la república. Llámenos a votar y a expresarnos. Estamos deseando hacerlo.

El próximo viernes, además del recurso ante el TC, pasarán más cosas. Como esta: Diego Fernández y Juan Martínez, dos jóvenes brillantes de la Universidad de Oviedo, han emitido un comunicado donde explican por qué darán plantón a los Reyes en la recepción a la que han sido invitados por su extraordinario currículo universitario. Y no serán los únicos. En su declaración han manifestado que pretenden ser un altavoz  para retratar una institución que no les representa, que está desfasada y que nada tiene que ver con los valores de la universidad pública ni con los de la Universidad de Oviedo. Estemos atentos para ver cuántos medios nos cuentan esta noticia.

Por cierto: el próximo 2 de diciembre alguien va a retomar lo que sucedió en Catalunya el pasado 1 de octubre del 2018. Y ahí lo dejo. 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat