En Barcelona hay 1 perro por cada 10 habitantes. Según datos del Colegio de Veterinarios de Catalunya viven allí 149.870 animales y ante una cifra que aumenta cada año la pregunta es obvia: ¿Barcelona es una ciudad para perros? A opinión de que dicen los propietarios y las plataformas de que en defensa de los animales, la respuesta es 'no', uno 'no' con matices porque no se trata de una cuestión de espacio, sino de "de cómo se gestiona este espacio".

Hace semanas, incluso meses, que varias entidades alertan de una "política canina" que "no es justa", que recluye los perros y sus amos en áreas de recreo y que los prohíbe entrar en determinados parques, los cualificados 'de espacios verdes históricos', porque se tienen que proteger, el caso más reciente, el qué afecta al Turó Park.

Perros - Sergi Alcazar

Espai Gos BCN es una plataforma que cuenta con más de 3.000 adhesiones y denuncia que es víctima de una persecución policial, que la normativa de tenencia de animales se está desplegando sin consenso y que el Ayuntamiento se hace la orne ante sus reivindicaciones. Un último punto este, que empieza a cambiar. Después de dos manifestaciones caninas, aunque la segunda acabó siendo una asamblea, han arrancado el compromiso del Ayuntamiento de Barcelona de crear un grupo de trabajo sobre las zonas de uso compartido. Si nada cambia, estas zonas podrán estar dentro de espacio verdes y los horarios no los establecerá el Ayuntamiento sino los distritos. Para la portavoz de Espacio Perro, Àngela Coll es "aunque tarde, un avance". "Les tenemos que tener confianza", ha dicho. Es por eso que las movilizaciones que se habían previsto para todos los jueves del mes se cambiarán "por alguna otra cosa". "Seguiremos sin embargo, presentes en la calle", ha asegurado Coll.

Justamente las zonas de uso compartido eran una de las principales reivindicaciones de la plataforma que denunciaba que sólo se podían utilizar a primera hora de la mañana y a última de la tarde en espacios en medio de la calle, cerca del tráfico y siempre fuera de parques y jardines, una cuestión que si tenemos en cuenta los últimos progresos, cambiará. Espacio Perro pero también denuncia que el matenimento de las áreas de recreo "es infumable" y que los materiales que se usan no son los adecuados por los animales: "ponen unas piedras en el suelo que rascan los cojinetes de los animales y eso les provoca heridas".

Perros - Sergi Alcazar


El Turó Park en pie de guerra: "La normativa la hace quien no tiene perro"


Silvia Framis hace 8 años que vive en Sarrià-Sant Gervasi. Tiene dos perras, dos pastores alemanes, la Raso, de 10 años, y la Kira, de 9, y a pesar de la prohibición de entrar con animales en la Colina Park, -porque se trata de un jardín histórico- hay días que desafía la ley: "A partir de las 8 y media de la noche, no hay nadie. Nos atrevemos a entrar y sí, nos arriesgamos a que nos pongan una multa".
En esta zona los vecinos se han organizado en la asociación Colina Can. Su portavoz es el Álvaro Laforet que lo tiene muy claro: "la normativa, lo ha hecho a alguien que no tiene perro". Cree que la ciudad podría estar preparada para los perros "por la gran cantidad de parques" que hay "pero el reglamento lo impide".


La prohibición de entrar perros a la Colina Park se hizo efectiva el mes de abril, cuando se puso en marcha el área de recreo para perros de Piscinas y Deportes, un espacio de 1.300 metros cuadrados que tiene que dar respuesta a los usuarios del parque. Para Laforet es "una zona pequeña" donde se concentran muchos perros. "Los vecinos se quejan del ruido pero no me extraña", dice. Además, denuncia que ha puesto un tipo de arena que "cuando los perros corren levantan polvareda y no se puede respirar".

Perros - Sergi Alcazar


Más de 100 áreas para perros, según el Ayuntamiento


El gobierno municipal empezó el mandato anunciando la creación de, como mínimo una zona de recreo para perros de más de 700 metros cuadrados para cada distrito de la ciudad. Se han previsto 13, y ya se han abierto la mitad, el resto o bien están en obras o bien se está trabajando en el proyecto.
Desde el consistorio aseguran que la intención del gobierno de los comunes es conseguir que la ciudad tenga "espacios que vayan más allá de los pipi-canes", zonas donde correr, con vegetación y con instalaciones para hacer agility.
Estas 13 áreas de recreo sumadas a las que ya existen hace que en Barcelona haya más de un centenar de espacios para perros.

La playa de perros: el verano ya está aquí y la playa está cerrada


La playa de Levante tiene que acoger por tercer año consecutivo una zona destinada al baño con mascotas. Tenía que entrar en funcionamiento coincidiendo con el inicio de la temporada pero no estará operativa hasta el mes de julio. Según explica lo Ayuntamiento de Barcelona en un tuit en Twitter "el área no estará instalada hasta la aprobación definitiva del Decreto de animales domésticos en las playas de la ciudad que actualmente está en fase de exposición pública.
Los propietarios de animales consideran que la playa, de 1.250 metros cuadrados, es insuficiente para|por los 18.268 perros que la visitaron el año pasado. Cuando abra puertas el aforo estará limitado a 100 animales, el año pasado se llegaron a registrar colas de hasta 30 minutos en las horas punta del día.

¿Y qué dicen los veterinarios?


Según datos del Colegio de Veterinarios de Catalunya, en Barcelona hay 149.870 perros, aunque el Ayuntamiento tiene censados poco más de 50.000. La diferencia se explica porque los propietarios de los animales los "xipen" pero no los censan, bien por pereza de hacer la gestión, bien por la falsa creencia que se tiene que pagar uno tasa -en Barcelona, el censo de perros es gratuito pero en otros municipios se tiene que pagar.
Para María Pifarré, experta en mascotas y miembro del Consejo de Colegios Veterinarios de Catalunya, los animales tienen que tener espacios en las ciudades y "se tiene" que "compatibilizar" el espacio donde correr con el espacio urbano: "hay mucha gente a quien no gustan los perros". Para facilitar la buena convivencia cree que es esencial que los propietarios de los animales "recojan las cacas, no dejen hacer chupes en las paredes, respeten las zonas verdes y adiestren los perros. Es la manera de conseguir que los que no tienen feeling con los animales, no se sientan agredidos", afirma Pifarré.
Para Pifarré "a veces se nos olvida de que los animales forman parte de la población de Barcelona y no son parte de una población asilvestrada sino de una familia que los cuida y tiene una buena calidad de vida".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat