El presidente de la Audiencia de Barcelona, Antonio Recio, ha reclamado más magistrados y secciones civiles para poder afrontar el incremento de recursos contra los bancos por cláusulas suelo, ejecuciones hipotecarias u otros conflictos contractuales. Actualmente la Audiencia tiene 22 secciones, 11 penales y 11 civiles, algunas de las cuales subespecializadas, con un centenar de magistrados en total.

En las secciones civiles, el inicio de la crisis les supuso más casos ingresados, pero a partir del 2013 se redujeron levemente, con poco más de 10.000 casos anuales. Pero a partir del 2015, hubo un incremento del 40%, hasta los 14.200 casos, cosa que los ha llevado al límite de su capacidad. Los asuntos resueltos también han crecido, pero los pendientes de trámite siguen la misma tendencia que los ingresados, y fueron unos 14.000 en el 2016.

Según Recio, eso se debió a una sentencia del Tribunal Europeo que obligó a vigilar más las cláusulas abusivas y a permitir que se recurrieran en la Audiencia las sentencias de primera instancia en esta materia. Así, 2.500 casos del 2016 fueron sólo por ejecuciones hipotecarias, cosa que supone unos 25 casos por magistrado cada semana. "El esfuerzo es muy importante, pero la situación es preocupante, porque la Audiencia habitualmente es la última instancia, y la sentencia tiene que ser de mucha calidad", ha explicado.

Las macrocausas

En las secciones penales, la tendencia ha sido diferente, con unos ingresos que bajan ligeramente desde los 22.700 del 2013 a los 21.300 del año pasado. Gracias al buen ritmo de resolución, a finales del año pasado quedaban menos de 4.000 casos pendientes de trámite. En este ámbito, Recio dice que las macrocausas complican el día a día de las secciones pero habitualmente se han resuelto con más refuerzos.

Todas las secciones de la Audiencia tienen más casos que los módulos máximos fijados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Los más colapsados son los civiles, con un 43% más de casos que los máximos prefijados, y las penales, con un 20% más casos. Las secciones de familia y mercantil no superan más de un 5% los máximos.

Por todo ello, la Sala de Gobierno del TSJC ha pedido para el 2018 un nuevo magistrado de vigilancia penitenciaria y ocho magistrados más para las secciones civiles. Además, se estudia la posibilidad de especializar una sección civil en propiedad horizontal, y una penal en ejecución de sentencias.

En todo caso, ha dicho que no caben más de cinco o seis magistrados por sección, y por lo tanto habría que crear nuevas secciones, aunque admite que hay falta de espacio y que eso supondría también nombrar secretarios judiciales y funcionarios.

Violencia contra las mujeres

En el resto de juzgados de la demarcación, excepto los de la ciudad de Barcelona, los juzgados de primera instancia, civiles, han mantenido unas cifras estables, en torno a los 50.000 casos ingresados y resueltos, con unos 26.000 pendientes de tramitar. Los de violencia contra las mujeres penales también han sido estables, con una ligera subida, hasta los 13.800 asuntos ingresados y resueltos y unos 2.300 pendientes de resolver.

En los juzgados de instrucción penal las cifras se mantuvieron estables del 2013 en el 2015, con unos 400.000 casos, pero en el 2016 bajaron hasta los 160.000. Eso se debe a la reforma legal que hizo que los atestados policiales por delitos sin autor conocido no se tramiten en los juzgados.

Los juzgados mixtos de primera instancia e instrucción, civiles y penales en ciudades pequeñas y medias han visto reducirse los casos civiles de 77.000 en el 2014 a los 68.000 en el 2016, y los casos penales de los 210.000 en el 2013 a los 100.000 el año pasado.

Los juzgados de lo penal han visto ingresar 8.500 casos en el 2016, ante los 10.000 del 2013. Los juzgados de lo social han reducido la entrada de casos de 11.800 en unos 10.000 en cuatro años. Los juzgados de familia, situados en Mataró, Badalona, Sabadell, Terrassa y Granollers, han visto crecer los asuntos, de los 8.000 a los 9.000.

Más casos de los previstos

Según datos de la memoria, la mayoría de ámbitos de especialización están por encima de los módulos máximos fijados por el Consejo General del Poder Judicial. Los más colapsados son los de familia, con casi el doble de asuntos de lo que les correspondería, seguidos de los de primera instancia civil, con un 78% más de casos que el máximo fijado, y los asuntos civiles de los juzgados mixtos, con un 50% más del máximo prefijado. Los únicos ámbitos que están por debajo de los módulos mínimos y máximos fijados son los de violencia doméstica, los juzgados de instrucción y los casos penales de los juzgados mixtos.

Así, el TSJC ha reclamado, de forma "prudente" según Recio, dos juzgados mixtos en Vic y Arenys de Mar, seis juzgados de lo social en Barcelona, uno penal en Terrassa, dos de ejecuciones en Barcelona, y 18 de primera instancia civil para toda la provincia, ocho en Barcelona ciudad, dos de los cuales por incapacidades y familia, dos en Badalona, dos en Sabadell, dos en Granollers, dos en Terrassa, uno en L'Hospitalet de Llobregat y uno en Mataró.

Sobre los juzgados únicos provinciales especializados en cláusulas suelo, Recio ha recordado que el TSJC se pronunció en contra, porque sería insuficiente, y que hace un año propuso que cinco juzgados en toda la demarcación se dedicaran a esta cuestión y otras disputas con los bancos. En todo caso, el martes se reunirá con el Departament de Justícia para estudiar medidas de refuerzo en este juzgado, que ha empezado a operar este jueves.

Quieren más jueces

El presidente de la Audiencia, por esta razón, pide aumentar la tasa de jueces por habitante, que en Catalunya es casi la mitad que la media europea, reforzar los ámbitos más colapsados y cubrir rápidamente las bajas de los funcionarios. De hecho, ha dicho que la Audiencia ha mantenido, a pesar del aumento de casos, una gran "calidad" de sus resoluciones, y que la celeridad con la que trabaja se podría incrementar si hubiera más medios humanos y materiales. Ha añadido que la prueba de una sección con el sistema telemático sin papel e-justícia.cat ha funcionado bastante bien, a pesar de que hacen falta algunas adaptaciones, y prevé que a finales de año todas las secciones civiles ya funcionen con este sistema.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat