Un agente de la Guardia Civil ha sufrido una agresión "leve" en Altsasu mientras identificaba junto con otro agente a cuatro personas que supuestamente habían cruzado contenedores en una calle de la localidad, según ha informado la Guardia Civil.

Las cuatro personas identificadas serán denunciadas en virtud de la ley orgánica de Protección y Seguridad Ciudadana. Asimismo, la Guardia Civil está instruyendo diligencias por un presunto delito de atentado contra agente de la autoridad del que se dará cuenta al juzgado competente contra la persona ya identificada que cometió la supuesta agresión al agente.

Los hechos ocurrieron esta semana, durante la noche del miércoles al jueves, por desórdenes públicos en Altsasu. Pasadas las seis de la mañana, la Guardia Civil tuvo conocimiento de que en la calle García Ximénez se encontraba un grupo de personas cruzando contenedores en la vía, quedando momentáneamente cortada la circulación de la calle en ambos sentidos.

Según ha explicado la Guardia Civil, en total, dos contenedores de vidrio y cuatro más de materia orgánica fueron movidos del lugar en el que se encontraban colocados y tirados en medio de la calle.

El altercado tuvo lugar en la misma calle donde está el bar Koxka, el establecimiento donde hace tres años y medio hubo unos disturbios entre ocho jóvenes del municipio y dos guardias civiles. Algunos de estos jóvenes están en prisión.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat