El policía de la Guardia Urbana de Barcelona que disparó el noviembre pasado contra un hombre sintecho, vuelve a patrullar y a llevar a cabo sus tareas habituales con total normalidad.

El agente fue apartado a tareas administrativas después de tirotear al hombre, Marjan C, que presuntamente había amenazado al Guardia Urbano con un cuchillo. Según fuentes de NacióDigital, el policía local no fue relegado de las funciones de patrullaje por ninguna decisión interna o externa al cuerpo de la Guardia Urbana. El agente no podía trabajar en la calle, según indican, porque su arma de fuego formaba parte de la investigación de los hechos y por lo tanto, sin ella no podía patrullar.

Marjan C. discrepa con la versión de los hechos de la policía

El sintecho todavía sigue hospitalizado después de tres meses del incidente que ocurrió en el paseo de Sant Joan. Fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos que una vez superado el periodo fue trasladado a planta donde todavía sigue hospitalizado. Marjan C. arrastra secuelas del tiroteo, molestias físicas, que inhabilitan que todavía puedan darle el alta médica.

Marjan C. discrepa con la versión de los hechos que narró la Guardia Urbana y asegura que no molestó a nadie y que, simplemente, quería alejarse de los agentes cuando estos lo empezaron a perseguir. La Policía Local de Barcelona explicó que el sintecho había intentado agredir a los agentes. La Guardia Urbana a través de Twitter comunicó: "Un agente ha disparado a una persona para repeler una presunta agresión, la persona mostraba una actitud muy agresiva y amenazaba a los agentes con una navaja de grandes dimensiones".

Fundació Arrels se presentará como acusación contra los agentes

Fundació Arrels se personará como acusación popular contra los agentes de la Guardia Urbana una vez la investigación judicial lo permita, ya que ni Fiscalía ni ninguna administración pública han dado ningún paso para denunciar la actuación policial.

Hasta ahora, Marjan C. es el único investigado por los hechos. El juzgado de instrucción 21 de Barcelona decidió investigarlo por atentado contra la autoridad. El Ayuntamiento de Barcelona descartó presentarse como acusación particular contra el sintecho, aunque en algunos casos el consistorio haga este papel en investigaciones contra hechos delictivos presuntamente cometidos contra el cuerpo policial.

Imagen principal: Foto de la Guardia Urbana de Barcelona a la plaza Sant Jaume - ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat