La policía belga buscaba al periodista Fayçal Cheffou, empadronado en Bruselas, desde hacía meses. Explican los diarios belgas que el alcalde de la capital belga, Yvan Mayeur, denuncia que se le había visto en varias ocasiones intentando reclutar entre los demandantes de asilo adeptos a la causa yihadista en el parque Maximilien, donde acampan centenares de refugiados esperando a poder registrarse en la oficina de extranjería. La policía lo llegó a detener en varias ocasiones, pero sólo se interpuso contra él una sanción administrativa. Mayeur había pedido a la fiscalía y al juzgado que tomaran medidas penales contra él, pero se negaron alegando que la petición no era conforme a la ley. Al día siguiente de la negativa del juez, el alcalde prohibió a Fayçal entrar en aquel parque.

La familia Cheffou ya era conocida de la policía de Bruselas. En 2002, el hermano mayor de Faysal, Karim, conocido por varios robos, murió a los 23 años a manos de la policía durante un asalto a su casa de Schaerbeek, en el que la policía encontró un Kalashnikov y una bolsa llena de granadas.

Ya años atrás, en 2003, Faysal estuvo implicado en reclutamiento, asociación ilícita y asesinato. Antes de desaparecer, uno de sus amigos encontró un arma en su casa y encañonó a otro amigo en broma, pero el arma se disparó y lo mató de un tiro en la cabeza.

Fue detenido el jueves 24 junto con otras dos personas, Khalid A. y Mariam A., que a estas alturas el juez de instrucción en materia antiterrorista ha puesto en libertad, cuando estaban los tres parados dentro de un coche justo delante de las oficinas de la fiscalía belga. El mismo día también fue detenido en la vía pública Ali E. y dos personas que estaban saliendo del centro de Bruselas en coche.

Después de que Cheffou "se negara a cooperar" con la policía durante el interrogatorio, según Le Soir, el conductor del taxi que llevó a los tres sospechosos al aeropuerto de Zaventem habría reconocido al periodista como el hombre del sombrero que acompañaba a los dos suicidas Najim Laachraoui e Ibrahim Al Bakraoui en la imagen que captó la cámara de seguridad. Aún así, el fiscal todavía no lo ha confirmado. La policía ha registrado su casa y no ha encontrado ningún explosivo.

En julio del 2014, Fayçal Cheffou había denunciado como periodista independiente en el canal de Youtube Les Opprimés el trato que las autoridades del centro de internamiento de refugiados en Steenokkerzeel dispensaban a los internos, concretamente que les sirvieran comidas antes de la ruptura del ayuno del Ramadán.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat