Los Mossos d'Esquadra han detenido a 6 personas que el 30 de enero entraron en el parque de la Ciutadella, cerrado en motivo del pleno de investidura de Carles Puigdemont que se acabó suspendiendo.

Fuentes policiales remarcan que estas detenciones no tienen nada que ver con los CDR ni con la operación que está llevando a cabo hoy la Guardia Civil por los delitos de rebelión y terrorismo. Las detenciones de los Mossos son por atentado contra la autoridad, desórdenes públicos y desobediencia.

De estas detenciones, dos son en Malgrat de Mar, una en Òrrius, una en Arenys de Mar, una en Solsona y otra en el Pont de Vilomara. Estas dos últimas y la de Òrrius han quedado sin efecto. Los detenidos han quedado en libertad sin cargos, por lo tanto.

El resto han declarado en la comisaría de Pineda de Mar y han quedado en libertad con cargos. Les acusan de desórdenes públicos y desobediencia a la autoridad por saltarse el cordón de seguridad de los Mossos que impedía el acceso al parque de la Ciutadella a raíz de la investidura aplazada de Carles Puigdemont.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat