Miles de personas se han manifestado este sábado en Kemper (Bretaña) para reivindicar una mejor educación de la lengua bretona en la región. La movilización ha sido convocada después de que se detuvieran las negociaciones por un nuevo convenio con el Estado francés para promover la enseñanza del bretón y su uso en la vida cotidiana.

"Este convenio es crucial porque establece las prioridades y la financiación para las lenguas de la Bretaña los próximos cinco años. Si no se llega a un compromiso, habrá consecuencias graves para el futuro de la lengua bretona", defienden varias asociaciones y sindicatos de la comunidad educativa en un comunicado. Pero en estos momentos las negociaciones entre el presidente del Consejo Regional de la Bretaña, Loïg Chenais-Girard, y el ministro de educación francés se encuentran en un punto muerto; y por eso han convocado la manifestación de este sábado.

La situación de la lengua bretona en la Bretaña

Según explican los sindicatos defensores de la educación del bretón en un comunicado, a causa del sistema educativo "altamente centralizado de Francia", la protección de la enseñanza de la lengua bretona - sobre todo en las etapas de educación secundaria - sólo se puede conseguir con un acuerdo entre los consejos regionales y el estado francés.

"Llegar a un acuerdo con el Estado francés es la única manera de asegurar al pueblo de Bretaña que se obtendrán los recursos necesarios para desarrollar el uso y la transmisión de la lengua bretona", argumentan. Sin el acuerdo, el gobierno bretón tampoco puede lanzar una "amplia gama de iniciativas para establecer la lengua bretona en la vida cotidiana, incluidos los medios de comunicación, la música y la cultura".

Las peticiones de los bretones para defender su lengua

Aparte de exigir que las negociaciones para el acuerdo entre la Bretaña y el Estado francés se reanuden, las organizaciones defienden que la Asamblea Nacional francesa apruebe el proyecto de ley sobre lenguas regionales y que se legisle para cumplir con las siguientes demandas:

  1. Permitir que todos los alumnos tengan como mínimo una iniciación a la lengua y la cultura bretonas (LCR).
  2. Facilitar la apertura de nuevos centros bilingües primarios y secundarios y fortalecer los recursos en los centros ya existentes.
  3. Facilitar la formación en lengua bretona del personal no docente.
  4. Tener en cuenta las especificidades de la enseñanza inmersiva en el Diwan, la agrupación de escuelas asociativas, laicas y gratuitas que educan con un sistema de inmersión lingüística en bretón.
  5. Asegurar tres horas semanales de clases bretonas en las escuelas secundarias bilingües.
  6. Elaborar e implementar un plan de desarrollo de disciplinas no lingüísticas para toda la educación bilingüe.
  7. Asegurar y mejorar los cursos bilingües y LCR hasta el bachillerato.
  8. Formar el conjunto necesario de profesores a la educación primaria y secundaria.
  9. Facilitar la formación del profesorado.
  10. Promover la enseñanza bilingüe y la educación opcional para todos los públicos.
¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat