El temporal de lluvias y nieve de la madrugada de viernes a sábado ha dejado imágenes de todo tipo. Una de las más impresionantes tiene como escenario el barrio de Can Trias, en el término municipal de Viladecavalls. Sobre las 11 de la mañana una parte de la calle del Ferrocarril se ha hundido y ha generado un gran boquete que ha engullido un coche entero. Todo apunta a que los movimientos del suelo ocasionados por la gran cantidad de agua caída en pocas horas en el Vallès Occidental, una de las comarcas donde se han registrado más precipitaciones, han sido la causa del inmenso agujero.

Afortunadamente, los dos ocupantes del vehículo han salido ilesos del accidente, según ha informado el consistorio.

Se han desplazado cinco dotaciones de los Bomberos y se ha pedido a Adif el corte de la circulación de trenes de la línea de Terrassa a Manresa, la R4, ya que el boquete se encuentra justo al lado de la estación de Renfe de Sant Miquel de Gonteres. Aparte del servicio de cercanías, también se ha visto afectado el tráfico en la zona, que ha sido cortado para acordonar el boquete.

El incidente ha dejado imágenes espectaculares:

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat