El Ayuntamiento de Benicarló (Baix Maestrat) ha emitido un comunicado en defensa del usuario de Renfe que ayer no quiso ser atendido por la taquillera en la estación de este municipio porque hablaba en catalán. El consistorio asegura que investigará los hechos y que, en caso de confirmarse, pedirá responsabilidades a la empresa.

Aseguran que estos casos son una "falta de respeto" y una "gran vulneración de la legalidad vigente hacia la lengua propia oficial del pueblo valenciano". "No pueden quedar impunes comportamientos que coartan la libertad de expresión de los ciudadanos valencianohablantes", sentencia el texto.

Desde la Concejalía de Normalización Lingüística, animan a la ciudadanía a denunciar públicamente todos los casos de discriminación lingüística que se produzcan.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat