Cerca de 2.000 personas han pasado durante la pandemia de la Covid-19 por alguno de los denominados 'Hotel Salut' habilidades en Barcelona en pocos días para acoger pacientes y personas vulnerables. Actualmente sólo hay dos que están activos en la ciudad - el Condal Mar by Melià y el Hotel Sagrada Familia- pero ante la aparición de brotes y la evolución de los contagios la puerta a utilizar más hoteles resta abierta. Desde el Servei Català de la Salut (CatSalut), el director Adrià Comella pide a los hoteles que estén preparados "para cuando haga falta" y el gremio hotelero avanza su predisposición.

Conchita Peña, directora del proyecto Hotels Salut y directora de Atenció al Ciutadà del Consorci Sanitari de Barcelona (CSB), considera en declaraciones en la ACN que la habilitación de equipamientos fue "clave" para contener la pandemia, lo ve como un modelo "de éxito" que se puede replicar y avanza que está la posibilidad de abrir más hoteles "con mucha facilidad".

En estos momentos el Condal Mar by Melià, en el Poblenou, tiene 168 plazas disponibles y tiene 63 ocupadas por pacientes mientras que el Hotel Sagrada Familia tiene 78 plazas, de las cuales ya hay 53 ocupadas por personas con un perfil de doble vulnerabilidad social que necesita acompañamiento.

Hotel sanitario coronavirus 3 ACN

Una sanitaria en uno de los hoteles habilitados para pacientes con coronavirus / ACN

El director de los hoteles Melià de Barcelona, Enrique Aranda, dice que la situación actual "no es muy buena" porque ahora tienen una sesentena de pacientes en el Condal Mar y hace dos semanas sólo tenían tres. "A los hoteleros nos gusta tener todas las habitaciones llenas pero en este caso cuanto más vacío mejor porque quiere decir que las cosas van bien", apunta.

De momento, el Condal Mar no tiene fecha prevista para dejar de funcionar como equipamiento para enfermos. Por el contrario, el hotel de la Sagrada Familia, que es un proyecto gestionado por el consistorio y con el apoyo de Salut, tiene previsto finalizar la actividad a finales de agosto, pero es una fecha "revisable". Está pensado especialmente para casos que aparte de sufrir la crisis sanitaria tienen una "emergencia social" en su día a día.

Claves de "el éxito"

Peña explica que el proyecto de Hotels Salut permitió la contención de la pandemia comunitaria a la vez que daba oxígeno al sistema sanitario para ensancharse y dedicarse en los positivos de Covid que necesitaban ingresar en la UCI o requerían una hospitalización aguda.

Por otra parte, destaca que "el éxito" de la iniciativa tiene que ver con la coordinación y el cribado clínico y social de los pacientes, es decir, al tener una mirada integral sanitaria y social. De hecho, asegura que el papel de los trabajadores sociales sanitarios ha sido muy importante en el acompañamiento a los enfermos y las personas vulnerables.

Como posibles mejoras en el proyecto, detecta Peña, se podría consultar la opinión de la ciudadanía, como por ejemplo se ha hecho en el caso del Hotel Sagrada Familia con los alojados. "Eso nos ayudaría a ver qué es lo que tenemos que mejorar", indica. Además, también mejoraría la "flexibilidad" de la administración para tener fórmulas jurídicas que permitan hacer conciertos y contratos para dotar de más personal y con todo el material necesario los equipamientos.

Uso de los hoteles en el futuro

"Ojalá no tengamos que usar los equipamientos hoteleros pero os pido que los hoteles que habéis dispuesto a salud los mantengáis para cuando haga falta", afirmaba el director del Servei Català de Salut, Adrià Comella, en una sesión el jueves con diversos de los agentes implicados.

Adrià Comella, director CatSalut ACN

Director del Servei Català de la Salut, Adrià Comella / ACN

Comella considera que la adaptación que se hizo en su momento fue "brutal" pero recuerda que la enfermedad no está eliminada. "Nos volveremos a encontrar, ya la tenemos aquí", dice pidiendo situarse lo más bien posible en el peor escenario.

Por eso, no descarta tener que reactivar los hoteles salud y ve positivo que en aquellos que sirvieron de oxígeno al sistema sanitario ya tengan "circuitos elaborados" y un personal "más experimentado". "Ya hay una dinámica hecha, ganar tiempo con eso es esencial", afirma matizando que si hace falta volver a hacerlo -con más o menos intensidad- sea "muy rápido".

Los hoteles, predispuestos a ayudar

El director del Gremi d’Hotels de Barcelona, Manel Casals, dice a la ACN que haber podido colaborar activamente como sector ha sido "realmente gratificante". Con respecto a una posible ayuda de cara el futuro, Casals no tiene dudas: "Por eso estamos, lo hemos demostrado ahora y otras veces". "Nos volverán a encontrar con todo lo que pueda", concluye.

Uno de los hoteles que llegó a acoger más pacientes fue el Melià de Sarrià, que alojó a 531 personas entre el 29 de marzo y el 30 de junio, periodo durante el cual funcionó como Hotel Salut, con un pico máximo de hasta 280 pacientes al mismo tiempo.

Hotel sanitario coronavirus ACN

Un profesional sanitario en el pasillo del Hotel Plaza / ACN

Aranda asegura que la experiencia fue "única" porque entonces no se sabía lo que se sabe hoy del virus ni tampoco cuáles son las necesidades. "Teníamos miedo, es luchar contra alguna cosa que es invisible, cuándo vimos a la cara de angustia con la que vendían las personas nos afectó mucho", admite.

Después, poco a poco, recuerda que autobuses de TMB -utilizado para transportar pacientes- ya no llegaban llenos. "Nuestra tarea como hoteleros fue dar confianza e intentar subir el ánimo", comenta.

Cifras y datos del proyecto

El primer hotel que alojó pacientes fue el Cotton y lo hizo el 22 de marzo. En total ha habido 1.457 pacientes repartidos en siete hoteles Salut, a los cuales hay que añadir los 521 del Hotel Catalonia Plaza -medicalizado con otra lógica-, los 50 pacientes del Hotel Sagrada Familia para personas sin hogar que gestiona el Ayuntamiento de Barcelona y el Room Mary Carla, que alojó a 28 personas mayores provenientes de residencias. En global, suman 2.056 pacientes.

Hotel sanitario coronavirus 2 ACN

Exterior del Hotel Cotton House en Barcelona / ACN

Aparte, cinco hoteles más sirvieron para acoger a 923 profesionales sanitarios y al menos 246 personas fueron alojadas por los pabellones Salut que servían de ampliación de los principales hospitales de la ciudad.

Con respecto a los pacientes alojados, la mayoría de ingresados estaban en la franja entre los 47 y los 55 años y había más hombres que mujeres.

El pico de ingresos en hoteles habilitados tuvo lugar el 8 de abril, con 70 pacientes, y fue reduciéndose hasta junio, con algún otro pico inferior.

El principal centro derivador fue el Hospital Vall d'Hebron, seguido de la atención primaria, el Hospital del Mar y el Hospital Sant Pau. De entre la primaria, los equipos desde donde se hicieron más derivaciones son Guineueta, Raval Sur y Roquetes, justamente en zonas donde hay mayor vulnerabilidad.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat