El estudio clínico Obrir Girona, que quiere probar la eficacia de un pase digital 'covid-free', ha arrancado este viernes con el ciclo de cenas en cinco restaurantes. La jornada ha empezado a las siete de la noche con bastante afluencia pero sin llenar reservas. Es el caso del restaurante Cal Ros. Para este viernes, tenía cuatro mesas pero el fin de semana que viene ya adelanta que están "desbordados". La primera mesa ha llegado a las ocho en medio de una gran expectación. Para poder entrar, han tenido que acreditar que cuentan con un certificado MBCC (Muy Baja Capacidad de Contagiar). "Es un pequeño paso para nosotros pero un gran paso para la sociedad", ha asegurado uno de los comensales Claudi Camps.

El estreno se ha hecho coincidiendo con Sant Jordi y, según los promotores, el Centro Blockchain de Catalunya, ha tenido una gran acogida. El sistema permite conformar mesas de hasta seis personas y de un máximo de tres burbujas de convivencia. La clave: una aplicación gratuita de certificados digitales ICC AOKpass, que los participantes se han tenido que descargar y que permite una confidencialidad absoluta de los datos. Después de crear un perfil, se tienen que dirigir a una de las farmacias adheridas al proyecto que les valida "el estado de salud".

Para hacerlo, tienen tres opciones. Si han recibido las vacunas contra la Covid-19, a través de un certificado, la farmacia los valida y genera un código. Siempre, eso sí, que haga menos de seis meses que hayan recibido la vaccinia.

En caso de haber pasado el virus, hace falta una PCR negativa de hace más de quince días con una validez máxima de tres meses. Y si no se encuentra en ninguno de estos dos casos, hace falta un test de antígenos que practican desde la misma farmacia. Si el test es negativo, automáticamente se lo acredita como persona MBCC y tiene 36 horas para participar en uno de los acontecimientos de Obrir Girona. El coste de todo: entre 2 euros y medio y 8 euros y medio, dependiendo de la opción a la que se haya tenido que optar.

Se calcula que durante estos días, se han realizado unas 200 certificaciones, entre las cuales aparte de los comensales, está el personal de los restaurantes que participan en la prueba piloto. Eso, según el presidente del Centro Blockchain, ofrece una garantía adicional que el espacio donde cenarán está libre de virus y, al mismo tiempo, activa un cribado "voluntario" entre la ciudadanía.

girona restaurante coronavirus ACN

Dos personas enseñan el código QR a que las acredita para poder cenar en el restaurante / ACN

Codi QR y certificado por el toque de queda

El certificado obtenido durante el proceso genera un código QR que los participantes tienen que mostrar en la entrada del establecimiento. Una vez comprobado, se les facilita –vía correo electrónico- un documento que los acredita como participantes del estudio y que pueden presentar en caso de encontrarse un control policial. Y es que las cenas se alargan hasta las diez de la noche, justo al inicio del toque de queda, pero los comensales tienen hasta las once para volver a casa.

Otros acontecimientos

Aparte de este ciclo de cenas, el calendario de Obrir Girona también prevé celebrar con un aforo de 3.000 espectadores el partido de la final de la Liga Femenina Endesa en Fontajau el día 2 de mayo, en caso de que el Uni Girona quede clasificado. El resto de actos del calendario los irá confirmando la organización de Obrir Girona próximamente.

Aunque el inicio se ha tenido que retrasar –entre otros, porque faltaba el aval del Procicat- el proyecto empezó a finales del mes de febrero. Fue entonces cuando se hicieron las formaciones en las farmacias de Girona que participan –más de una treintena- para que supieran como desarrollar su rol.

 

Foto principal: Dos camareros preparan una mesa antes de servir un cena / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat