La patronal catalana Foment del Treball ha cargado contra el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, por el decreto ley que veta los despidos mientras dure el estado de alarma debido al coronavirus.

El real decreto aprobado por el Gobierno este jueves prevé que las empresas no puedan despedir por causa de fuerza mayor ni por causas económicas, organizativas, técnicas y de producción que se deriven de la crisis sanitaria a partir de este sábado, 28 de marzo, mientras esté vigente el estado de alarma.

Josep Sánchez-Llibre, presidente de la patronal catana y vicepresidente de la CEOE, señala que esta decisión es "unilateral, gravísima e injustificada." Asegura que condenará a muchas empresas al concurso de acreedores y a la liquidación.

Sánchez-Llibre ha destacado que no tolerarán que se ponga en duda su "honorabilidad" bajo la sospecha de fraude para abusar del coronavirus.

Foment del Treball considera que la revisión de oficio de los ERTO que prevé el decreto, así como la posibilidad de sanciones, vierten a las empresas a una "enorme" inseguridad jurídica. Insisten en que la potestad de sanciones no corresponde a la administración, sino a los tribunales de justicia.

Ha concluido recordando que "quien genera sitios de trabajos son los empresarios y no el Boletín Oficial del Estado".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat