Hay quien se cree por encima del bien y del mal. A pesar de que lo han repetido por tierra, mar y aire tanto los responsables del gobierno como las autoridades sanitarias, todavía hay imprudentes que ignoran las advertencias de aislamiento forzoso por coronavirus y se trasladan a su segunda residencia de la Cerdanya a pasar el confinamiento. El gerente del hospital comarcal, Francesc Bonet, ha lanzado hoy un mensaje de alarma, denunciando que en el último fin de semana han registrado un pico de pacientes no residentes en la zona.

 

El Hospital de la Cerdanya está dimensionado para poder atender a una población de 30.000 habitantes, que son los que viven en la comarca. El director del centro ha alertado a través de la cuenta de Twitter oficial que a lo largo del fin de semana han tenido que atender a "un 20% de no residentes en la Cerdanya".

Según denuncia el doctor Bonet, este hecho evidencia que "a pesar de los controles, la gente está viniendo a nuestra región". Es por eso que aprovecha la grabación para hacer un llamamiento sosegado pero contundente: "Por favor, no os desplacéis, estáis poniendo en riesgo a vuestras familias, personas mayores y nuestra región".

Instantes después de la denuncia, el president de la Generalitat ha salido al paso, visiblemente indignado, acusando "de absolutamente insolidarios" a aquellos que han optado por marcharse a las segundas residencias, "poniendo en riesgo el sistema sanitario". Torra ha añadido que "el confinamiento total no es una manía de nadie, es la protección del bien más común, la salud, la vida".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat