La Casa Real y el Gobierno estarían negociando la “repatriación” de Juan Carlos, que se halla en Abu Dabi desde el mes de agosto, cuando se marchó entre varios escándalos relacionados con su turbia gestión financiera.

Según avanza La Razón, tanto en la Zarzuela como en la Moncloa se trabaja ya en el retorno en un escenario donde es fundamental la previsión de mejora de la situación sanitaria y el hecho de que hasta dentro de dos años no habrá más elecciones si no se producen avances electorales. Estos hechos habrían abierto, según el mencionado diario, una “ventana de oportunidad” para el regreso del emérito, que podría resolverse una vez se publique el resultado de las investigaciones perjudiciales que están teniendo lugar en estos momentos en la Fiscalía del Supremo.

Según fuentes consultadas por La Razón, si la Fiscalía decide no formular querella o denuncia contra Juan Carlos, el horizonte de su regreso estaría más que abierto. El mismo medio considera que vuelva o no vuelva Juan Carlos, el clima antimonárquico actual no va a remitir, por lo cual sería vano esperar a que pasaran las críticas contra la institución monárquica.

Revocar la inviolabilidad del Rey

Precisamente esta misma semana, en que se conmemora el fracaso del golpe de estado de 1981, orquestado por el Ejército Español y la Guardia Civil con un dudoso papel de Juan Carlos I, en el Congreso de los Diputados se demostrará la fuerza del movimiento contrario a la monarquía, puesto que ERC presentará una iniciativa que insta al Gobierno a revocar la inviolabilidad del jefe del Estado y a retirar el aforamiento a Juan Carlos I y otros miembros de la familia real. Todo apunta a que los dos partidos del Gobierno de coalición votarán en sentido contrario como sucedió en dos ocasiones en el último pleno de la semana pasada.

La proposición de ERC busca “impulsar todas aquellas modificaciones reglamentarias del ordenamiento jurídico a fin y efecto de que todas las personas sean efectivamente iguales ante la ley y, en consecuencia, deban responder ante la administración de justicia en las mismas condiciones”.

Todo parece indicar que el PSOE votará en contra, pero lo cierto es que Sánchez no es contrario en principio a limitar la inviolabilidad del Rey actual.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat