La presidenta de Vox en la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha reivindicado a su partido como el único que defiende la igualdad entre hombres y mujeres y ha arremetido contra el feminismo "radical" que organiza manifestaciones como si fueran un "aquelarre" y contra las "veletas y blanditas" que las secundan. Lo ha hecho en Vistalegre, sitio habitual de las reuniones masivas de Vox.

"Nos querían en su manifestación, en su aquelarre, reclamando subvenciones para sus chiringuitos", ha afirmado Monasterio, que ha abierto el nuevo acto público organizado por Vox en la plaza de toros de Vistalegre.

En esta ocasión, la asistencia ha sido menos multitudinaria que en las anteriores, unas 7.500 personas en las gradas y 1.500 en las sillas dispuestas en el coso, según los datos del partido.

Vox ha querido comenzar el acto con la intervención de Monasterio y su posición respecto al Día Internacional de la Mujer, que se celebra este domingo.

La diputada autonómica ha recalcado que la participación de Vox en las manifestaciones sería la "gran victoria" del feminismo radical que pretende "silenciar a los valientes" que hacen frente a "su rodillo, como lo han logrado con el resto de los partidos".

Según Monasterio, "la izquierda pone las ideas y luego van las veletas y las blanditas y las secundan, se dejan someter" y, luego, "hablan de libertad".

"Esto es como si te dejas poner un burka y, luego, lo adornas con un bikini encima", ha declarado la dirigente de Vox, para quien es un planteamiento "ridículo".

Ha advertido de que el feminismo radical quiere a las mujeres, pero sumisas a su agenda ideológica, apoyando leyes totalitarias que les separan de los hombres, calladas ante las discriminaciones machistas de otras culturas como el Islam y rechazando la cadena perpetua.

Por eso, ha instado a ese feminismo a no hablar en su nombre, porque no les representa. "Vuestro tiempo terminó", ha subrayado.

Ha asegurado que "hay millones de españolas que han dicho basta ya a las imposiciones progres" y se ha mostrado convencida de que pronto habrá muchas más.

"El sentido común es imparable y, además, no hay mujer más libre, más fuerte, más inteligente y más autónoma que la mujer española y no vamos a permitir que ningún colectivo ni ningún partido político nos arrebate ese grandísimo privilegio", ha recalcado.

Para el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, el 8 de marzo es "una fecha para olvidar", porque ese día de 1917 empezó la revolución rusa y, desde entonces, "millones de personas han perdido la vida" por la ideología comunista.

Santi Abascal ha aprovechado para cargar contra el gobierno y ha asegurado que el objetivo del Ministerio de Igualdad es "que nuestras hijas lleguen a casa solas y borrachas, mientras rebajan las penas a los violadores".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat