La formación de extrema derecha Vox ha denunciado delante de la Fiscalía de Barcelona la formación Acció per la Independància por el ataque, el 18 de julio pasado en la cripta de Montserrat dedicada a los requetés. La acción, coincidiendo con el 85.º aniversario del golpe de estado del dictador Francisco Franco, dio el pistoletazo de salida a la llamada Operació Dòmino, una campaña de sabotaje contra monumentos franquistas de todo Catalunya.

Los activistas quemaron las banderas, estandartes y símbolos que había dentro de la cripta, que acoge las sepulturas de 404 requetés. No es la única acción llevada a cabo hasta ahora. Dos días después, el 20 de julio destruyeron un monolito fascista situado en Albons, en el Baix Empordà, y al día siguiente hicieron lo mismo con otro monolito franquista situado cerca de la localidad de Canet d'Adri, en el Gironès. Veinticuatro horas después destrozaron un conjunto monumental dedicado a 48 presos falangistas ejecutados en enero de 1939 a Santa Maria del Collell (Sant Ferriol), en la Garrotxa.

Delito de odio

Vox acusan a los autores de los destrozos en la cripta de Montserrat de delitos contra los sentimientos religiosos, de odio, daños al patrimonio público y ultraje a la bandera. La formación de extrema derecha pide al ministerio fiscal que se identifique a los autores de los destrozos, se valoren los daños así como las diligencias practicadas por los Mossos d'Esquadra. A la denuncia, destacan que "los autores confesos fomentan, promueven e incitan a la hostilidad y la violencia contra un grupo el cual califican de ser pro España".

Acció per la Independència, que se constituyó el 23 de abril pasado, ha hecho un llamamiento a "hacer caer toda la simbología franquista que todavía está en  pie en el territorio". "Hacemos un llamamiento a replicar y multiplicar las acciones, a hacer visible el conflicto y combatir la ocupación. Es el momento de iniciar un nuevo ciclo, recuperar la iniciativa y organizar la resistencia que haga posible la lucha por la independencia", aseguraron en un comunicado. El grupo no tiene caras visibles. Se reivindica como una organización anónima, transversal y unitaria.

 

Imagen principal, sabotaje en el monolito franquista situado en Canet d'Adri / @AccioXindepe

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat