El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha cerrado con un potente alegato final el juicio al que se enfrentaba este lunes por haber desobedecido la orden de la Junta Electoral Central de quitar la pancarta con el lazo amarillo del balcón de la Generalitat. Torra ha aprovechado este último turno de palabra para defender el derecho de los catalanes a continuar con el proceso de independencia.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat