El exletrado del Tribunal Constitucional Joaquín Urías ha reconocido que la fiscalía está haciendo un pésimo papel en el juicio en el procés, y que esta semana ha cometido "errores fácticos garrafales". Ha afirmado que ha quedado demostrado que "se han preparado poco el caso", aunque era el más trascendental desde la transición política, y que han cometido "errores de principiante".

Según Urías, la parte más débil de la acusación es la que hace referencia a Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. "Yo diría que la imputación de los jordis es la más débil. La fiscalía ni ha intentado demostrar que se coordinaran con el Govern. Lo presenta como una cuestión de daños o disturbios... Y sin casi pruebas al respecto. La acusación diría que no se aguanta. Por ahora", ha indicado.

Este es el hilo completo que ha hecho Urías.

Urías se ha mostrado sorprendido porque según él la consellera Montse Bassa "se ha distanciado de todos", mientras que en cambio el exconseller Santi Vila se habría "solidarizado".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat