Un funcionario del Tribunal de Justicia Superior de Catalunya (TSJC) ha notificado al presidente del Govern, Quim Torra, que su juicio por la pancarta de los presos y el lazo amarillo que había en la fachada de Palau empezará el 18 de noviembre.

El presidente ha firmado el documento este lunes a las 12:04 horas de la mañana, después de que el letrado de la administración de justicia TSJC Joaquim Martínez acordara hace 10 días aplazar el juicio previsto para los días 25 y 26 de septiembre.

La vista empezará el 18 de noviembre con sesión de mañana (9:00) y tarde (16:00). Lluís Llach, Antonio Baños, Sílvia Bel y Teresa Casals fijaron el viernes por la tarde un cartel nuevo, después que horas antes trabajadores de Govern retiraran la pancarta inicial, por orden del TSJC a los Mossos.

El TSJC juzga al presidente por desobediencia a las resoluciones de la Junta Electoral Central (JEC) sobre la presencia de lazos amarillos en los edificios de la Generalitat en periodo electoral. El juez instructor Carlos Ramos decidió el 20 de septiembre no admitir la recusación formulada contra él por la defensa del presidente, y también propuso rechazar las recusaciones de los magistrados Jesús María Barrientos y Mercedes Armas.

La defensa de Torra planteó la recusación de Ramos, el juez instructor que tenía que estudiar las recusaciones de Barrientos y Armas. Ramos instruyó justamente la causa sobre desobediencia y ya descartó recusarse entonces, tal como pretendía el presidente de la Generalitat. La petición de Torra citaba extractos de resoluciones del magistrado y argumenta que el hecho de que utilizara ciertas expresiones genera "serias dudas" sobre su imparcialidad.

Cambio de pancarta

El TSJC notificó el lunes pasado a Torra el requerimiento para que retirara la pancarta que pide la liberación de los líderes políticos encarcelados que había al balcón de la Generalitat. Al saberse el viernes pasado que el TSJC ordenaría la retirada, Torra ya anunció que no lo haría y que recurriría la decisión, de que considera una "vulneración flagrante" del derecho a la libertad de expresión y de opinión.

El requerimiento del TSJC es fruto de una demanda presentada por la entidad Impulso Ciudadano, que sostiene que la pancarta no representa a todos los ciudadanos y que no hay ningún fundamento jurídico por haberla colocado.

Dos trabajadores de la Generalitat retiraron la pancarta a favor de los independentistas presos, sobre las 15:30 horas del viernes por la tarde. El TSJC había ordenado justo antes a los Mossos que descolgaran el cartel de forma inmediata.

Poco después el cantautor y exdiputado de JxSí Lluís Llach, la actriz Sílvia Bel, el periodista y exdiputado de la CUP-CC Antoni Baños, y la portavoz de Somescola, Teresa Casals, colgaron una nueva pancarta en la fachada del Palau de la Generalitat con el lema 'Libertad de opinión y de expresión. Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos'.

Esta misma pancarta ya sustituyó la que hacía referencia a los presos la primavera pasada, cuando la JEC reclamó retirarla, en las puertas de las campañas del 28-A y el 26-M.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat