El president Roger Torrent, ha comparecido este martes desde el Parlament para explicar el caso de espionaje contra él a través de su teléfono móvil. En una comparecencia oficial, el presidente ha explicado que tuvo conocimiento del espionaje hace unos días y ha recordado que el software que se ha utilizado para vigilarlo sólo lo pueden adquirir los gobiernos.

Torrent ha explicado en catalán, y después castellano, que el software Pegasus permite a la persona que lo controla acceder a todo el móvil. "Se pueden hacer capturas de pantalla y se pueden escuchar las conversaciones que se tienen a través del teléfono o cerca del terminal".

"Ahora tenemos pruebas"

"En el estado español se practica el espionaje contra adversarios político", ha indicado el presidente al mismo tiempo que ha subrayado que ya lo sabíamos pero "hoy ya tenemos las pruebas. Torrent ha calificado los hechos de "muy graves" y ha recordado que desde hace mucho tiempo varios organismos de defensa de los derechos humanos utilizan softwares como Pegasus para "perseguir la disidencia política".

En su declaración, Roger Torrent ha denunciado "una causa general contra el independentismo" y ha pedido a todos los demócratas, "sean independentistas o no" que se preocupen por este espionaje,

"El Gobierno no puede permitir esta práctica"

Torrent se ha dirigido directamente al Gobierno y le ha preguntado "a cuánta gente está espiando de manera impune", de la misma manera, ha matizado que si el ejecutivo español no es consciente de esta práctica "no puede permitir que quede impune".

"Iremos hasta el final"

Antes de acabar su declaración, el presidente ha asegurado que se llevarán a cabo todas las acciones políticas y legales necesarias para llegar al fondo de la cuestión y que irá hasta el final para aclarar el tema.

El móvil del presidente Torrent fue atacado en el 2019 con el programa de espionaje Pegasus, un programa espía desarrollado por la compañía israelí NSO que sólo pueden comprar gobiernos y fuerzas y cuerpos de seguridad para combatir el crimen y el terrorismo.

La intrusión en el teléfono móvil del presidente del Parlament se pudo llevar a cabo gracias a un error de seguridad de Whatsapp que permitió introducir el programa Pegasus a unos 1.400 terminales de todo el mundo.

El grupo de ciberseguridad de la Munk School de la Universitat de Toronto Citizen Lab, estudió estos errores de Whtasapp que permitieron la entrada del programa a los móviles y fueron capaces de localizar los números de teléfono que habían sido atacados.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat