La nueva ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha firmado que el Ejecutivo de Sánchez quiere llegar a un acuerdo con la Generalitat, pero "no está pensando en un referéndum", pero si en acuerdos "que pacifiquen la situación política y social en Catalunya". En una entrevista en El País, la ministra ha reiterado una vez más su voluntad de diálogo con el gobierno catalán, un diálogo con muchas líneas de rojas.

Rodríguez ha mantenido su posición: no se habla de nada que no esté en la Constitución. "La posición del Gobierno no ha variado ni un milímetro. Es la posición de la Constitución y la ley y de este marco no nos moveremos".

Entonces, ¿de qué quiere dialogar a la ministra de Política Territorial en el encuentro entre los dos gobiernos? De las personas. Rodríguez ha insistido en que el más importante son las personas, un discurso etéreo que hace días que reproduce. Cuando la nueva ministra habla de las personas y lo que es importante para ellas se limita a referirse a "temas educativos, en materia de becas, temas de infraestructuras, el ferrocarril ...", según ha enumerado en la entrevista.

Curiosamente, en el saco en que la ministra pone lo que considera que son las preocupaciones de los catalanes ha dejado en el margen la vivienda, ya que cuando el entrevistador le ha preguntado si el Gobierno retirará el recurso de inconstitucionalidad contra la ley catalana de vivienda, Rodríguez ha pedido no hacer del tema una cuestión política. "Yo no haría de eso una cuestión política. Son cuestiones puramente técnicas".

Reivindicar Rubalcaba, pero no demasiado

En su toma de posesión Rodríguez reivindicó la figura política de Alfredo Pèrez Rubalcaba. Sin embargo, cuando ha sido preguntada sobre si también compartía con el histórico socialista su proyecto de 2012 para abordar el conflicto a Catalunya a través de una reforma federal de la Constitución, Rodríguez se ha desmarcado rápidamente.

La ministra ha alegado que han pasado muchos años y ha repetido que "hay una voluntad clara del gobierno de España para avanzar en el diálogo, de acabar con el conflicto a Catalunya, y una disposición de acordar, pensando sobre todo en los hombres y mujeres que viven en Catalunya".

Silencio con los indultos y el Tribunal de Cuentas

La ministra Rodríguez ha esquivado mojarse sobre algunos de los temas que más condicionan la relación entre el Estado y Catalunya. Sobre si recibió la noticia de la concesión de los indultos a los líderes independentistas tan mal como sus compañeros de partido manchegos, la ministra se ha limitado ha dicho: "Aquellos días estaba despachando licencias de obras y atendiendo a la limpieza de mi ciudad" y ha añadido: "Estaba muy centrada en mis ocupaciones".

Respeto a los indultos Rodríguez se ha limitado a pasar al muerto a todo el Gobierno y el PSC. "El Gobierno está pendiente de este asunto, y también hay un informe de PSC solicitado a Consell de Garanties de Catalunya, y estamos esperando este informe", ha resumido.

 

Imagen principal: Isabel Rordríguez, ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, en el traspaso de carteras de su Ministerio / Efe

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat