El diputado escocés Ronnie Cowan ha relatado cómo vivió su visita a los presos políticos en el centro penitenciario de Lledoners el martes pasado. En un emotivo artículo en el diario The National, bajo el título "Días oscuros para la democracia en la prisión de Lledoners", Cowan se muestra convencido de la inocencia de los presos y pide su liberación.

"Es un momento oscuro para la democracia en España. Son inocentes de todos los cargos y han sido encarcelados erróneamente". Así de claro y contundente se muestra el diputado después de hablar con Jordi Sànchez, Jordi Cuixart y Raül Romeva.

En especial, Cowan destaca la figura de Cuixart, con quien tuvo una conversación más personal. "Es un hombre valiente, optimista, inteligente y humilde que se niega a ser vencido por el sistema al que se opone", asegura en el rotativo. El diputado se muestra afectado por la situación personal y familiar por la cual tiene que pasar el líder de Òmnium después de 11 meses en la prisión y relata como Cuixart le explicó las dificultades que tiene para establecer conexiones con su hijo de un año.

"Jordi hace 11 meses que está en la prisión y puede estar 4 años sin juicio. Si se considera culpable, se podría enfrentar a 15 años de prisión. Su hijo tendría 16 cuando su padre saliera", reflexiona.

Por eso, y tal como Cuixart le pidió, Cowan hace un llamamiento internacional a "escuchar las historias de los presos políticos y considerar los cargos contra ellos". "No usaron la violencia y no la incitaron. Fue una protesta democrática y pacífica", sentencia.

El diputado, finalmente, lamenta la actitud del gobierno español y asegura que España atraviesa "un momento oscuro de su democracia". "Los presos tienen que ser liberados y tienen que volver con sus familias", concluye el artículo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat