"La respuesta de España a las protestas es un paso peligroso hacia el autoritarismo". Así describe openDemocracy la represión policial en las últimas protestas contra la sentencia. Se trata de un prestigioso sitio web de debate sobre cultura y política que ofrece noticias y artículos de opinión de académicos, periodistas y políticos destacados.

El artículo empieza recordando la condena contra los líderes independentistas, de 100 años de prisión en total, y las protestas y disturbios que derivaron de esta. OpenDemocracy lamenta que el Gobierno no quiera sentarse a hablar: "A pesar de una segunda semana de protestas y una manifestación independentista masiva de más de 350.000 personas en el centro de Barcelona, el gobierno interino español sigue negándose a tratar los acontecimientos en Catalunya como crisis política".

El texto subraya que "si bien las barricadas robaron la atención de los medios internacionales, la realidad es un movimiento de masas democrático cada vez más frustrado por los gobiernos sucesivos que han buscado respuestas jurídicas a los problemas políticos".

Manipulación de pruebas durante el juicio

Opendemocracy es muy crítico con la sentencia del juicio al procés la cual considera que "se ha decidido en las oficinas ministeriales inmediatamente después del referéndum y no durante los procesos en el Tribunal Supremo". Es más, el autor del texto acusa directamente a los fiscales de "manipular continuamente pruebas para demostrar la existencia de violencia el día del referéndum".

Lo que no entiende esta página web de debate es como, durante el juicio, se describió la protesta del 20 de septiembre delante de la Conselleria de Economia como un asedio y como se pudo calificar el 1-O como "un día de violencia, con testigos de la policía española que estaban sometidos a insultos y miradas odiosas".

Una vez ha conocido la sentencia, y después de ver esta "manipulación", openDemocracy afirma que la "decisión del juez Manuel Marchena de aplicar sentencias tan duras ha puesto en cuestión la separación de poderes en el país y ha puesto graves dudas sobre la imparcialidad de su sistema judicial".

Opendemocracy es pesimista después de oír los comentarios del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de "ley primero, diálogo después"; el espacio de debate cree que estas palabras demuestran que "cada vez es más difícil que España rechace las afirmaciones que el uso de la policía y los tribunales para resolver sus problemas políticos se acerca al autoritarismo de su pasado".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat