Presión desde la enseñanza para exigir al Estado que haga público un informe sobre el supuesto caso de odio en el instituto El Palau de Sant Andreu de la Barca. La consellera en el exilio Clara Ponsatí ha instado al gobierno de Mariano Rajoy a hacer público un informe interno sobre los nueve docentes, que el Departament de Ensenyament —bajo el control del 155— estaría reteniendo.

La existencia de este informe fue revelada por un profesor y delegado sindical de la CGT del instituto, Josep Lluís del Alcázar. Éste pidió que se hiciera público el documento, en el que según aseguró no había "ningún indicio" del comportamiento que se atribuye a los docentes, acusados de haber señalado a un grupo de alumnos del colegio por ser hijos de agentes de la Guardia Civil destinados a Sant Andreu de la Barca.

La revelación de este informe de Inspección de Educació de la Generalitat, en el que podrían haber datos sobre la inculpabilidad de los maestros, sigue sin producirse, lo que ha despertado críticas provenientes del mundo de la enseñanza catalana, que ha exigido su publicación inmediata al Ministerio de Educación, capitaneado por el ministro portavoz, Ínigo Méndez de Vigo, que es (gracias al 155) el titular de Ensenyament en Catalunya.

Ponsatí: "El silencio y el miedo dan fuerza al fascismo"

El Departament de Ensenyament lanzó ayer un breve comunicado en el que, a parte de expresar su apoyo al profesorado del IES El Palau, en el que confirmaba la existencia del informe interno por "requerimiento del Ministerio de Educación" y en el que se desmarcaba de la situación generada en el centro. Expresaba su apoyo a los profesores y decía que el Departament trabaja "por la normalidad" en los centros de enseñanza.

La consellera Clara Ponsatí puso presión ayer sobre Ensenyament, ahora bajo el mando de Educación. "Tenéis que hacer públicos los informes de la inspección", dijo en un comentario en Twitter. "El silencio y el miedo dan fuerza al fascismo", sentenció la consellera refugiada en Escocia.

En la misma línea, si hay un organismo que ha puesto el grito al cielo sobre la situación de los profesores ha sido el Consell Escolar de Catalunya —el organismo competente para la consulta y la participación del sector educativo— y su presidente, Lluís Font.

El pasado lunes este organismo emitió un comunicado en el que expresó su "repulsa" y llegó a asegurar que los profesores sufren un "linchamiento público". Ayer, en la manifestación ante el Ayuntamiento de Sant Andreu de la Barca, advirtió que "el 155 ha provocado un contexto tóxico" en el mundo de la enseñanza.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat