La renuncia de Marta Pascal a dirigir el PDeCAT ha desbloqueado la composición de la nueva ejecutiva que tendrá que dirigir el partido a partir de ahora y que deberá conducir la formación hacia la Crida Nacional per la República de Carles Puigdemont. A pesar de todo, habrá una comisión de transición que se encargará de este proceso.

Tal como avanzó El Nacional el hasta ahora responsable de organización y número dos de Pascal, David Bonvehí, asumirá la presidencia del partido. La diputada en el Congreso, Míriam Nogueras, será la vicepresidenta.

Aunque la intención es que la ejecutiva no tenga ni coordinador general ni coordinador de organización, la ponencia que tiene que decidir la estructura final todavía no ha acabado los trabajos.

Se da por hecho, no obstante, que entre los miembros de la nueva dirección estará el conseller de Territorio, Damià Calvet, y el de Interior, Miquel Buch. También formará parte el diputado de JxCat Albert Batet. Todos ellos muy próximos a Puigdemont.

Las negociaciones entre las distintas familias del partido continúan en marcha, però ya se apuntan nombres como la alcaldesa de La Garriga, Meritxell Budó, el presidente de la Diputación de Barcelona, Marc Castells, que ya formaba parte de la dirección con Pascal, o el diputado en el Congreso Ferran Bel, que ha llevado buena parte del peso de las negociaciones en nombre de la coordinadora.

La ejecutiva se tendrá que equilibrar por territorios y en este punto aparece el nombre de Francina Vila por Barcelona.

En cualquier caso, la dirección que salga de esta asamblea tendrá una clara fecha de caducidad dado que el objetivo es sumarse a la Crida Nacional per la República de Carles Puigdemont cuando se ponga en marcha el otoño próximo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat