La presidenta del Partido Popular del País Valencià, Isabel Bonig, ha reconocido que no les "gustan" y que son "graves" las conversaciones del expresident Eduardo Zaplana incluidas en el sumario del caso Erial, aunque ha añadido que "eso habrá que probarlo en un proceso" judicial.

"Todas las conversaciones que están saliendo obviamente no nos gustan ni nos agradan; si dijera lo contrario mentiría y no voy a mentir", ha señalado Bonig en declaraciones a los medios de comunicación.

Tras admitir que es "grave" y "preocupante" lo que ha trascendido, ha insistido en que se aplique a Zaplana y a "cualquier otro investigado" la misma presunción de inocencia que se les pide a los populares para dirigentes socialistas.

Así, ha citado a la exministra Cristina Narbona, sobre la que están saliendo informaciones referidas a la posible financiación de la campaña electoral de la generales y autonómicas del PSOE en 2007 a cargo de la empresa pública Acuamed, y a Jorge Rodríguez, detenido en la operación Alquería y candidato del PSPV a la alcaldía de Ontinyent.

El caso Erial "está en sede judicial y ahora hay que probar todo eso", ha finalizado la presidenta de los populares valencianos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat