"Se está en la prisión y en el exilio por no haber hecho la independencia y no ser un estado independiente". Esta es la sentencia que la recientemente reescogida presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, aseguró este sábado por la noche en una entrevista en el FAQS de TV3 sobre la celebración del referéndum del 1-O y en octubre del 2017. Para Paluzie, hay presos políticos y exiliados en Catalunya no por haber celebrado el referéndum en sí, sino que son porque el Govern no implementó el mandato democrático que salió del referéndum.

Sobre la gestión del mandato una vez superado el 1-O, Paluzie lamenta que se vieron las debilidades del independentismo por la gestión de aquel mandato y asegura que lo que ha buscado la ANC es compensar estas debilidades y canalizarlas a través de la sociedad civil.

La vía unilateral, la más realista

En esta misma línea, Paluzie defendió que la vía más deseable hacia la independencia de Catalunya es, efectivamente, pactarla con el Estado, a la vez que también lamentó que esta vía es la menos realista. Es por eso que la presidenta de la Asamblea defiende la vía unilateral con el fin de conseguir que Catalunya se convierta en un Estado.

Los motivos para esta propuesta, explica la líder de la ANC, son porque el Estado español no reconoce ni reconocerá nunca a Catalunya ni como una nación ni como un sujeto político. Esta afirmación es baza en el recorte del Estatuto del 2006 donde, al preámbulo de lo mismo, se reconocía Catalunya como una nación y el Congreso de los Diputados y posteriormente el Tribunal Constitucional lo recortaron.

Ahora bien, esta vía unilateral, según Paluzie, ahora mismo no se puede llevar a cabo ya que los partidos independentistas, JxCat, ERC y la CUP, no están se disposición de proclamar la independencia. Según la líder de la ANC, eso se da al hecho de que el independentismo no está unido y hay estrategias diferentes, como se ha demostrado en la votación del suplicatorio de Laura Borràs, e insta a las formaciones a encontrar este camino hacia la independencia.

Escepticismo con la Mesa de Diálogo

El escepticismo sobre la utilidad de la Mesa de Diálogo con el Gobierno también es otro motivo por los cuales la ANC cree que la vía pactada no es nada realista de cara a mirar hacia la independencia. Según explica Paluzie, este escepticismo ha aumentado durante la pandemia del coronavirus ya que el Ejecutivo de Pedro Sánchez, en ningún sitio de coordinarse con las Comunidades lo que ha hecho ha sido recentralizar competencias. Por eso no cree que en esta Mesa se pueda hablar de autodeterminación ni mucho menos negociar un referéndum.

Es por eso que la ANC ha planteado una nueva hoja de ruta hacia la independencia sin ninguna fecha límite que se pondría en marcha cuando el independentismo superara el 50% de los votos en unas elecciones al Parlament, cosa que hasta ahora todavía no se ha dado nunca. Mientras tanto, asegura Paluzie, la ANC quiere que desde la sociedad civil se "debiliten" los tentáculos del Estado español a Catalunya a través de compañeras como Eines de País, que llevó a la Asamblea a ganar las elecciones a la Cambra de Comerç de Barcelona.

De cara a obtener este 50% de los votos en unas elecciones la presidenta de la Asamblea ha lamentado que en los últimos dos años el independentismo haya perdido el sentimiento de victoria y haya vuelto al victimismo ante el Estado. Es por eso que ha pedido dejar de lado este victimismo que ha vuelto, como por ejemplo con los presos o la gestión de la pandemia, para poder recuperar esta sensación de victoria.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat