La posibilidad de que Iñaki Urdangarin ingrese finalmente en prisión no cogerá por sorpresa a Instituciones Penitenciarias, que ya le tendría preparado un pabellón especial situado en la cárcel de Brieva, en la provincia de Ávila, en la que podría pasar la condena con mayores comodidades que el resto de la población reclusa. Sin embargo, lo que llama la atención de esta cárcel es que es de mujeres, aunque en principio el exduque no tendría contacto alguno con las reclusas.

En su actual situación y en caso de que finalmente deba ingresar en prisión, el cuñado del rey Felipe VI puede elegir el centro en el que pasar condena siempre y cuando se presente voluntariamente con el mandamiento judicial que así lo ordena.

Así, y según indican varios medios madrileños, Urdangarin ya tendría la vista puesta en la cárcel de Brieva, gracias a su pabellón especial con cinco celdas, patio propio, comedor y salas de vis a vis. Vaya, una cárcel de lujo dentro de otra cárcel.

En ese mismo pabellón, según avanza Cuatro, ya ‘residió’ otro ilustre preso, el exdirector de la Guardia Civil Luis Roldán, el cual se quejó del frío que pasó en plena meseta castellana, algo que llegó incluso a comparar con un gulag siberiano. En todo caso, parece ser que este no sería el caso del marido de la infanta, puesto que en los últimos tiempos se ha invertido más de un millón de euros en renovar la calefacción del centro.

Esta cárcel fue construida en 1989 y cuenta con una superficie de 43.540 metros cuadrados y 162 celdas, con otras 18 más complementarias. A unos diez kilómetros de Ávila, está bastante aislada de núcleos urbanos aunque no excesivamente alejada de Madrid. 

Sin piscina

La cárcel de Brieva esta considerada de escasa conflictividad y con poca población reclusa. En todo caso, el cuñado del rey no tendrá contacto con las recluses sinó que permanecerá aislado en su pabellón. Además, será el primero en usarlo tras el paso de Luis Roldan y escasas ocupaciones puntuales.

Su celda dispondrá de entre 12 y 15 metros cuadrados y tendrá acceso a un patio de uso exclusivo de 25 metros cuadrados. La celda dispondrá de cama, mesa, ducha propia y si lo desea, podrá sol·licitar televisión, aunque el mismo pabellón dispone de una salta de estar con televisión.

Del servicio que no podrà disfrutar serà el de piscina pues la cárcel, pese a ser relativamente moderna, no dispone de esta instalación.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat