El pleno municipal del ayuntamiento de Barcelona ha servido a los diferentes grupos de la oposición para provocar un avalancha de reproches contra la alcaldesa, Ada Colau, por los gastos en publicidad durante la crisis del coronavirus. Después de la polémica de principios de mes por el concierto en los balcones, que tuvo que ser anulado después de una cadena de cancelaciones de los artistas por su elevado coste, las nuevas campañas 'Saldremos adelante' y 'Barcelona tiene mucho poder' han vuelto a desencadenar críticas.

Ha sido durante la sesión celebrada este viernes, en motivo de la aprobación de una proposición del PP que pedía que los funcionarios de los Servicios jurídicos municipales hicieran un informe para analizar la legalidad de los contratos publicitarios del ayuntamiento. Todos los grupos han votado a favor, también los de gobierno, aunque la concejala de Hacienda, Montserrat Ballarín (PSC), ha asegurado que este informe ya está hecho y será enviado a la oposición.

El debate, sin embargo, ha servido para que la oposición pida transparencia y reproche al ayuntamiento que gaste dinero público en anuncios y carteles que dicen 'Barcelona té molt poder', pero que no resuelven "ningún problema". Además, han lamentado la falta de ética de estas campañas y JxCat ya ha avisado de que llevará el caso al comité de ética municipal.

Posteriormente, en un ruego formulado por JxCat a la alcaldesa, Colau ha negado que se trate de campañas de "propaganda", ha defendido que están dentro del "límite presupuestario" y que son sobre "preocupaciones de la ciudadanía", como la reactivación económica". Además, ha avisado de que el exalcalde Xavier Trias gastó mucho más en publicidad durante su mandato y que su gobierno, cuando entró, lo redujo.

La nueva polémica llega después de que el ayuntamiento contratos como director creativo Ignacio Martínez Padilla, que ocupó este mismo cargo en el Ayuntamiento de Madrid entre abril del 2016 y junio del 2019, en la etapa de la alcaldesa Manuela Carmena, por un sueldo de 68.027 euros brutos. El contrato llegó después de que fuera contactado como freelance para hacer la campaña de 'Barcelona tiene mucho poder' y que costó 17.309 euros.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat