Òmnium Cultural ha reivindicado la libertad de los presos políticos en el acto principal de esta entidad por la Diada Nacional. Con un Onze de Setembre marcado por las medidas sanitarias extraordinarias a causa de la pandemia del coronavirus, Òmnium ha llenado de sillas la avenida de Lluís Companys de Barcelona, pero nadie se ha sentado porque no eran para el público, sino reservadas para aquellos que no disfrutan de libertad.

Un total de 2.850 sillas vacías dedicadas a represaliados, cada una con un nombre, ha sido el marco del parlamento del vicepresidente de la entidad, Marcel Mauri, que ha pedido la libertad de todos los presos políticos. Al acto ha asistido el president de la Generalitat, Quim Torra.

Después de la interpretación, por parte de la cantante Queralt Lahotz, de la canción "Els germans", versión en catalán de "Los hermanos" de Atahualpa Yupanqui, Mauri ha tomado la palabra. En un breve parlamento iniciado con el poema La llibertat existeix. L'he vista. És a la presó, de Enric Casasses, ha afirmado que "los presos políticos no son el ejemplo de ninguna derrota".

"Desde las cloacas del Estado nos quieren hacer creer que la contundencia de la prisión haría que la sociedad civil dejaría de luchar por un país justo", ha añadido, incidiendo en la situación que atraviesa el presidente de la entidad, Jordi Cuixart, que actualmente pasa 23 horas al día encerrado en una celda.

"Amnistía o amnistía"

"Pedro Sánchez lo tiene fácil. Reconocer el derecho a la autodeterminación y aprobar una amnistía. Amnistía o amnistía", ha insistido Mauri, que ha recordado que es el tercer año que el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, pasa la Diada en prisión. Ha afirmado que "si el gobierno español quiere enmendar la injusticia que ha cometido, si quiere abandonar la vía de la represión y la doctrina de Vox, si quiere resolver el conflicto por vías políticas", sólo hay una vía. "Que le quede claro al gobierno español y a su fiscalía: ellos son responsables de esta situación", ha remarcado, y ha apuntado: "Jordi Cuixart lleva más tiempo encarcelado bajo un gobierno de Pedro Sánchez que con el del Partido Popular. De ellos depende pararlo o la historia los condenará".

Además, ha añadido que "detrás de cualquiera de estas sillas, detrás de cada una de las personas represaliadas que se han dejado la piel durante los últimos años por esta causa política, detrás de ellos hay centenares de personas". Y ha continuado, contextualizando la representación alegórica: "Detrás de cada historia personal, detrás de cada silla, hay decenas de personas que también sufren la represión de un Estado que persigue la disidencia".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat