Nuevo encontronazo entre el vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa, y el grupo de Cs, durante el pleno de este jueves. La discusión ha tenido lugar durante el debate de la moción de Cs sobre el espacio público, cuando Costa -que ha presidido el pleno al final de la sesión de la mañana- ha dado la palabra a José Rodríguez (ERC), "por contradicciones". El diputado ha dicho a Carrizosa que no puede afirmar quién vive en Nou Barris, después de debatir sobre los cortes en la Meridiana.

Entonces, el portavoz de Cs ha pedido turno de palabra pero Costa no le ha concedido: "No hay que abrir un debate, no hay turno de contrarréplica a las contradicciones y los diputados no se pueden replicar eternamente", ha apuntado. Los diputados de Cs han protestado y Costa ha llamado a Noemí de la Calle al orden.

 

La secretaria tercera de la Mesa, Laura Vílchez -que se sienta al lado de Costa- también ha reclamado al vicepresidente primero que concediera el turno de réplica a Carrizosa. Según fuentes de Cs, Costa ha hecho callar Vílchez y "le ha girado la cara". El grupo naranja considera que Costa lo tendría que haber escuchado porque son "compañeros de Mesa".

Est por este motivo que De la Calle ha dicho "machista" a Costa. Acto seguido, el vicepresidente primero lo ha llamado al orden. "Ya vemos porque sirve el Plan de Igualdad del Parlament si ni el vicepresidente primero es capaz de respetarlo", han añadido las fuentes de Cs. Al levantarse la sesión, Vílchez y Carrizosa han seguido hablando con Costa.

El vicepresidente primero del Parlament ha explicado a la ACN que los diputados de Cs estaban hablando sin tener la palabra, y ha justificado que él no ha hecho nada más que aplicar el reglamento de la cámara.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat