La consellera de Presidencia de la Generalitat, Meritxell Budó, apuesta para que el proceso de "arreglo" del espacio político postconvergente culmine con JxCat como "un único partido". "Si no, no está claro el mensaje de cómo se está arreglando", ha dicho durante una entrevista con la Agencia Catalana de Noticias (ACN) en la cual ha planteado que el PDeCAT –del cual es asociada– y la Crida sobrevivan como "espacios de pensamiento". Para Budó, JxCat es un "paraguas" que recoge "las diferentes sensibilidades", lo cual lo convierte en un espacio válido para que "confluyan" el PDeCAT y la Crida.

Aunque ha asegurado que el liderazgo del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont dentro de JxCat "es indiscutible", Budó ha recordado que "desgraciadamente está en el exilio" y que, por lo tanto, hace falta alguien que "pueda hacer trabajo". "Nos tenemos que arreglar con una estructura de partido político tradicional", con al menos un secretario general, un secretario de Organización y un responsable de política municipal, ha concluido.

Sobre quién tiene que capitanear este espacio, ha afirmado que ella está "a disposición de lo que consideren oportuno" y que quiere aportar su "granito de arena". "Trabajar no me da pereza", ha subrayado. Ahora bien, ha añadido que no se ha planteado encabezar una futura candidatura de JxCat a la presidencia de la Generalitat: "A la vida no lo sabes nunca, pero en principio no contemplo este escenario".

Budó ha aprovechado para reivindicar los "liderazgos femeninos", que ha pedido que vayan más allá "de cuotas o de paridad de lista". "Es hora que una mujer encabece este proyecto", ha sentenciado, y ha garantizado que cuentan con "mujeres muy capacitadas" a JxCat.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat