El ministro de Exteriores, Josep Borrell, se plantea el cierre de la Marca España, el organismo que tiene como objetivo mejorar la imagen de España en el extranjero, según ha podido saber El Confidencial Digital. El titular de Exteriores coincidió con Carlos Espinosa de los Monteros, el alto comisionado del Gobierno español para la Marca España, en el viaje del Rey a Estados Unidos y le comunicó que prescindía de sus servicios.

El digital asegura que fuentes diplomáticas critican que el PP haya abandonado la oficina de la Marca España y la haya dejado sin presupuesto. Al mismo tiempo, estas fuentes indican que el partido ponía en duda la viabilidad del organismo "por el personalismo que ha ejercido Espinosa de los Monteros en los últimos años".

A todo ello hay que añadir el último informe del Tribunal de Cuentas, en que aparece una serie "de actuaciones defectuosas" de esta entidad que está adscrita al Ministerio de Asuntos Exteriores. Concretamente, el informe expone que Espinosa de los Monteros habría suscrito convenios "de forma verbal, sin formalización del documento por escrito, lo cual no se ajusta a las leyes administrativas de procedimiento y transparencia".

En la misma línea, el Tribunal de Cuentas critica que Marca España dispusiera de fondos aportados por empresas privadas para gastos ordinarios de funcionamiento.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat