La intervención del candidato de Ciutadans a las elecciones municipales por Barcelona, Manuel Valls, en una emisora que se encuentra en un proceso de inspección por emitir ilegalmente ha puesto en marcha el aparato administrativo del Govern que, tal como es preceptivo, ha hecho llegar un requerimiento al ex primer ministro francés desde la dirección general de Medios de Comunicación de la Generalitat, según ha podido saber El Nacional.

El requerimiento explica que la emisora La Súper 96 de Barcelona, que emite en la frecuencia 96.6 MHz y a la cual acudió Valls, tiene en marcha un procedimiento sancionador. "Hemos tenido conocimiento, según tuiteó en su cuenta de Twitter y se ha publicado en diferentes medios de comunicación, que ayer día 9 de enero fue entrevistado en directo en los estudios de la citada emisora, la cual, como le decíamos, no tiene la licencia correspondiente otorgada por el Consell Audiovisuals de Catalunya (CAC)", se señala en el requerimiento.

 

La dirección general emplaza a Valls para que en el plazo de 10 días hábiles identifique a las personas físicas o jurídicas responsables de la emisora o a las personas con quien concertó la entrevista, así como la dirección donde se ubican los estudios desde donde hizo su intervención. El objetivo es practicar las medidas correspondientes y los requerimientos de información preceptivos, según se concreta.

"Tiene que tener en cuenta que esta información nos es muy necesaria para determinar al responsable editorial ya que en muchas ocasiones actúan mediante entidades interpuestas con finalidades fraudulentas", se argumenta.