El Ayuntamiento de Madrid ha permitido una acampada en la ciudad que recreará los históricos -y sangrantes- Tercios de Flandes el próximo 31 de enero.

Los tercios eran unidades militares de infantería, que desde el siglo XVI representaron el poder militar del imperio español al corazón de Europa. Pero este no era uno ejercido tal como lo entendemos hoy, sino que se trataba de un agrupamiento internacional integrado por soldados voluntarios y profesionales a sueldo.

Felipe II envió los Tercios a Flandes para ocupar el territorio y lo sometió a un control político y religioso más estricto. En el siglo XVI, durante esta ocupación, se atacaron varias ciudades. Los hechos, conocidos por el nombre de la Furia Española, incluyeron violaciones, robos y asesinatos a gran escala, y fueron de una gravedad inusual incluso para la época.

La convocatoria llama a ocupar la Plaza de la Villa, al lado del viejo edificio consistorial, para establecer allí un campamento con personas vestidas de época, como en los siglos XVI y XVII.

¿Cómo será la acampada?

A lo largo del día 31 - coincidiendo con el aniversario de la gran victoria española en Gembloux, en 1578 - se podrán ver los personajes vestidos como soldados y se recreará el alistamiento de voluntarios en los Tercios.

Además, se han programado actividades paralelas como la simulación de la forja de una espada y una "quedada de banderas", que además de Madrid también tendrá lugar en otros puntos como Valencia, Granada, Valladolid, Cartagena, Vigo y Olivaste (Sevilla).

El episodio más sangrante de la historia de Flandes

Durante cuatro días, entre el 4 y el 7 de noviembre de 1576, los soldados hispánicos protagonizaron el episodio más sangrante de la historia de Flandes. El ejército hispánico de Felipe II hizo añicos la ciudad de Amberes. Una tragedia que Bélgica no ha olvidado.

Al saqueo indiscriminado y al incendio sistemático, se sumó la persecución y el asesinato de la población civil desarmada. Tal como cita Marc Pons en la sección Efemérides de este diario, las fuentes historiográficas de la época hablan de miles de víctimas mortales apuñaladas, tiroteadas, empaladas, decapitadas y carbonizadas. Y las fuentes contemporáneas estiman un balance de 10.000 víctimas mortales. Lo que sería un 10% del total de la población.

Miles de personas indefensas ejecutadas en una orgía de sangre que la mitología hispánica sacralizaría con la expresión "Furia española". Una explosión de brutalidad que contribuiría a alimentar la "leyenda negra" que, en 1576, ya perseguía el sistema de dominación hispánico.

La apología de Vox

Vox celebró los resultados de las elecciones del 10N -en la cual consiguió 52 escaños en el Congreso posicionando como tercera fuerza- con el brindis de los Tercios de Flandes.

Santiago Abascal, Ortega Smith, Iván Espinosa de los Monteros y el resto del partido celebraron el resultado brindando con una copa de vino a la salud de los soldados españoles. En este brindis, Ortega Smith recitó un fragmento del poema de Diego Hernando de Acuña, capitán de los Tercios de Flandes, ante la atenta mirada de los presentes, que no dudaron ni ni uno segundos a sumarse a los versos finales.

En este poema se habla de patriotismo y del castigo al traidor de España, unos valores que defiende la formación de extrema derecha. De hecho, esta celebración ya se está convirtiendo en costumbre entre los miembros del partido. En diciembre de 2018, durante un encuentro con los militantes, un vídeo se hizo virales a las redes con Ortega Smith brindando con la misma sintonía.

"Español, en toda vena, amé, reñí, di mi sangre", dice la canción.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat