El diario Los Angeles Times ha realizado un reportaje sobre el Consell per la República y lo describe como un gobierno en el exilio catalán en medio de Bélgica.

"Puigdemont ha establecido su residencia en Waterloo la mayor parte del año, después de declarar la independencia de Catalunya, después del éxito del referéndum de secesión de octubre de 2017, y haber huido para evitar que lo detuvieran. Desde entonces se ha enfrentado a euroórdenes y ha pasado 12 días en una prisión alemana mientras España intentaba extraditarlo acusándolo de malversación y de rebelión por haber organizado el referéndum sobre la independencia, que atrajo al 40% de los votantes. El Gobierno central consideró inconstitucional la votación y ordenó que no se celebrara", apunta.

El diario recuerda que un tribunal alemán rechazó la petición de extradición que había formulado España, y que finalmente "se rescindió la orden de detención contra Puigdemont en Bélgica antes de que se dictara una sentencia judicial".

Los Angeles Times

Ante eso, Los Angeles Times señala que Puigdemont ha puesto en marcha el Consell per la República, al que denominan el "gobierno en el exilio en Waterloo" y "al lado de Bruselas para llamar la atención internacional sobre la causa de la independencia catalana". "Puigdemont ha convertido la casa espaciosa de seis habitaciones en una sede internacional del movimiento independentista", añade.

El diario norteamericano recuerda que la prensa belga ya informaba en febrero del 2018 "de que Puigdemont había alquilado la casa, donde tenía previsto residir a tiempo completo, para establecer el Consell per la República, lo que él denomina la sede internacional del movimiento independentista catalán".

Los Angeles Times apunta que la Casa de la República funciona "como su antigua oficina en la sede del Govern catalán en Barcelona". Se pasa el día haciendo videoconferencias con políticos de Catalunya y planificando conferencias por toda Europa. Cada semana recibe a periodistas, a diplomáticos y también a catalanes ansiosos que quieren que les firme la estelada, la bandera azul, roja y amarilla de los independentistas catalanes. A veces los españoles que se oponen a la independencia de Catalunya protestan en el césped ante la casa", indica.

El rotativo apunta declaraciones de Puigdemont en el sentido de que si quisiera un exilio más tranquilo y permanente no habría optado por situarse en torno a la capital europea, Bruselas. "Yo no quiero esconderme. Quiero ser un foco grande de atención... Si hubiera querido un exilio más cómodo, no estaría aquí", señala el president en el exilio.

El diario publica una fotografía de la visita-provocación que hizo la líder de Cs al Parlament, Inés Arrimadas, a Waterloo, que parece haber contribuido al interés mediático internacional por Puigdemont.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat