"Este año es diferente". Así lo ha definido la candidata de JxCat al Congreso, Laura Borràs, que esta madrugada ha encabezado la delegación de JxCat y el PdeCat en el Fossar de Santa Eulàlia para recordar el fusilamiento a Lluís Companys en el 79.º aniversario de su muerte. Un aniversario que llega un día después de la publicación de la sentencia del juicio al procés, que condenó a los líderes del movimiento de 9 a 13 años de prisión.

Borràs ha calificado el veredicto del Tribunal Supremo de "ignominia" y ha acusado al Estado español de tener "déficits democráticos". "Este es el peor ataque como pueblo desde el fusilamiento de Companys", ha sentenciado, lamentando que se pene con casi 100 años de prisión hacer un "referéndum". La candidata ha lamentado también que gran parte de los poderes españoles se mostraran este lunes "satisfechos" con la condena y ha asegurado que no se entenderán "nunca". "Esta sentencia les tendría que hacer enrojecer de vergüenza", ha defendido.

También ha lamentado que la sentencia no fue "justa" y ha defendido que el Estado se ha "alejado irreversiblemente de la democracia". Con todo, ha recordado que el "sueño" de Companys era la República catalana y se ha conjurado en seguir luchando por este objetivo.

A la ofrenda han participado varios representantes de JxCat como los consellers Jordi Puigneró y Damià Calvet, los diputados Anna Geis, Francesc de Dalmases y Anna Madaula o la concejala Neus Munté. Todos ellos, acompañados de decenas de personas, han caminado hasta el Fossar con antorchas y han hecho la ofrenda a Companys, que ha acabado con el canto de los Segadores.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat