Entre las muchas cosas por las que el 1-O pasará a la historia es por cómo se organizó la entrada de urnas en el país y en los colegios electorales burlando el espionaje de la Guardia Civil, que no encontró ni una.

De hecho, entre las canciones que se cantaban los días previos uno de los hits era: "¿Dónde están las urnas, las urnas dónde están?" haciendo escarnio de la policía española que daba palos de ciego buscando el material para el referéndum.

Hoy Ángel Gozalo, que era el jefe de la Guardia Civil en Catalunya durante el 1-O, se ha apasionado tanto que ha acabado diciendo que requisaron urnas. Y ha rectificado al segundo: "¡Ay!".

Se requisaron papeletas, publicidad, incluso encontraron los sobres con las notificaciones de los miembros de las mesas. Pero urnas no encontraron ni una.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat