Un artículo en la edición en castellano de The New York Times afirma, contundente, que el juicio al procés "es un error".

Lo firma Diego Fonseca, un periodista, escritor y editor argentino que es considerado una de las principales figuras del periodismo narrativo y la crónica latinoamericanas.

"La decisión errónea del estado español de llevar a juicio el liderazgo independentista catalán ha secuestrado la política española para exhibirla en directo", sentencia la columna. El juicio, según el autor, ha tenido un efecto bumerán contra el gobierno del Estado, ampliando la base del soberanismo. "Los gritos de libertad a los presos políticos no han cesado y las movilizaciones se mantienen vivas", destaca.

Los independentistas, continúa el artículo, han aprovechado el juicio en el Tribunal Supremo para su defensa, que discute tres verdades dirigidas a la ciudadanía que lo sigue por televisión: la verdad política, la histórica y la jurídica. Estos tres errores que no ha contemplado la justicia española agrandan el hecho de que "España se exhiba como una nación incapaz de manejar los deseos de las comunidades".

Verdad política, histórica y jurídica

El artículo también repasa la declaración del presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, en la segunda semana de juicio. "Cuixart ha defendido la idea de que la independencia es una petición de más democracia en una nación monárquica que va a destiempo con la historia", apunta. Con eso, considera el artículo, las intervenciones de Cuixart han expuesto al ridículo la abogacía del Estado. Para el periodista, Cuixart es una de las voces de la "verdad política catalana".

Por otra parte, el rotativo pone nombre y apellido a la lucha por la verdad histórica: Oriol Junqueras. El líder de Esquerra Republicana defendió las actuaciones del independentista "como un acto de fe democrática", explica el artículo. En este sentido, considera que las palabras de Junqueras en el Tribunal no eran para los jueces, sino que "fue un discurso para edificar su lugar en la historia".

Por último, la verdad jurídica. Las acusaciones pretenden condenar a los líderes independentistas por rebelión, sedición y malversación de fondos públicos. "Pero las pruebas para demostrar estos delitos se hunden", apunta el artículo. "Poco ha hecho el Estado para demostrar que la Generalitat desvió fondos de las arcas públicas para financiar el referéndum y que hubo violencia", argumenta.

Vergüenza en vivo y en directo

El artículo es mucho más contundente con los testigos que han sido interrogados esta semana y la pasada. "Las tres máximas autoridades del Gobierno se fueron de la Sala del Supremo sin pagar la cuenta", dice el diario refiriéndose al expresidente Mariano Rajoy, la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y el exministro del interior Juan Ignacio Zoido. El periodista escribe que actuaron como un "grupo de rebeldes sarcásticos" y que la fiscalía lo hizo "como señores que precisan una siesta".

Con todo eso, según el artículo, lo único que conseguirá el juicio en el procés es "agotar la confianza de millones de catalanes en el sistema judicial español".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat