La abogada del Estado Rosa María Seoane ha vuelto a ser protagonista durante la segunda jornada de declaraciones del juicio al procés por su bajo nivel oratorio. Este martes, el presidente de la sala segunda del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, le ha tenido que volver a llamar la atención. El motivo es que no entendía la pregunta enrevesada que le hacía la letrada al exconseller de la Presidència Jordi Turull.

"Vamos a ver, señora abogada del Estado, yo ya me he perdido", ha interrumpido Marchena. "Yo también", se ha sumado el propio Turull. El juez ha pedido claridad a la abogada del Estado: "Le ruego que haga preguntas que puedan ser memorizadas para su respuesta por parte del señor Turull. Haga preguntas más concisas, porque si no, es muy difícil seguir el hilo argumental".

Por otra parte, el juez del Supremo le ha tenido que interrumpir en otra ocasión, para pedirle que no vuelva a hacer preguntas que ya ha hecho la fiscalía antes. "Estamos insistiendo en preguntas y respuestas...", se ha quejado el magistrado, que le ha espetado por su insistencia: "No aspire a que las respuestas le satisfagan".

Por la mañana, Marchena también ha tenido que llamar la atención del fiscal Jaime Moreno, pero por otros motivos. En tan sólo 20 minutos de declaración del conseller Jordi Turull ante el Tribunal Supremo, el juez ha tenido que llamar la atención del fiscal porque no le dejaba acabar las respuestas. Ha sido a petición del mismo acusado al tribunal, después de verse sometido a constantes interrupciones.

Como ya hizo con Quim Forn, el fiscal ha vuelto a preguntar a Turull si es socio de Òmnium Cultural. "Soy socio de Òmnium, de Cáritas y del RACC", le ha respondido el exportavoz del Govern, que le ha recordado que "ni durante el franquismo era delito". Se ha mostrado "sorprendido" por la pregunta.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat