El pedagogo Joaquim Arenas, considerado uno de los artífices del modelo de escuela catalana y del método de la inmersión lingüística, ha rechazado el nuevo modelo lingüístico del sistema educativo catalán presentado este martes por el vicepresident de la Generalitat Pere Aragonès y el conseller de Ensenyament Josep Bargalló al considerar que "no incide en el uso del catalán en las escuelas" en tanto que pone al mismo nivel el catalán y el castellano. Arenas, en declaracions a El Nacional, considera que con el nuevo modelo "el catalán pierde fuerza".

"No podemos contentar a un sector de la sociedad diciéndoles que no sufran, que el castellano será respetado, porque ya lo está", afirma Arenas, que insiste en que si bien el castellano se tiene que conservar, "incentivarlo como lengua a consolidar es un punto muy discutible del nuevo modelo lingüístico".

El documento presentado por el Govern prevé que cada centro educativo, siguiendo su proyecto lingüístico propio, pueda incorporar bloques de contenido curricular en castellano y planificar actividades orales en esta lengua en centros situados en entornos con fuerte presencia de la lengua catalana.

El catalán, hecho nacional

El pedagogo insiste en que lo que hace falta, precisamente, es potenciar el catalán y ha apuntado que el nuevo modelo lo que busca es "no ofender a las personas que no ven el catalán como el hecho nacional más importante".

En la situación política actual "hay un miedo injustificable a que la lengua moleste a un proyecto político concreto", ha indicado Arenas. "Es importante situar las cosas en su sitio: la lengua de la nación catalana es el catalán, para los catalanes y para los que quieran ser catalanes", ha añadido.

"No podemos contentar a un sector de la sociedad diciéndoles que no sufran, que el castellano será respetado, porque ya lo está", afirma el pedagogo, que insiste en que si bien el castellano se tiene que conservar, "incentivarlo como lengua a consolidar es un punto del nuevo modelo lingüístico muy discutible".

Arenas afirma que el documento "no aclara lo suficiente que el modelo educativo es la escuela catalana y que otra cosa es la inmersión" y recuerda que la inmersión es el método para que aquellos alumnos recién llegados no catalanohablantes puedan incorporarse a la escuela catalana. En este punto ha aseverado que "siempre que se hace inmersión se hace escuela catalana, no siempre que se hace escuela catalana se hace inmersión".

 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat