El acatamiento de Carles Puigdemont y Toní Comín ante las autoridades belgas no es válido. Así lo ha dictaminado la Junta Electoral Central en su reunión de este jueves, durante la cual ha rechazado por unanimidad la petición del abogado Gonzalo Boye para que admitiera la promesa de acatamiento de la Constitución, paso previo a la adquisición de la condición de eurodiputado, hecho ante un notario en Bélgica. El letrado entró el escrito en el registro de la JEC este lunes después de que el Congreso le impidiera hacerlo durante el acto celebrado a la cámara baja. Los tres escaños, incluido el de Oriol Junqueras, han sido declarado vacantes hasta que no vayan a Madrid a acabar los trámites.

Este mismo jueves, la JEC ha acordado trasladar al Parlamento Europeo la lista de los eurodiputados electos que cuentan con la correspondiente credencial para asistir a la constitución de la cámara el 2 de julio. De la misma manera, también ha comunicado que tres de los parlamentarios escogidos no tienen la credencial: los exiliados Carles Puigdemont y Toni Comín y el preso político Oriol Junqueras. En el caso de los exiliados, según los magistrados, se hallan "voluntariamente" fuera de España.

En su acuerdo, que hace referencia al artículo 224.2 de la LOREG, la Junta Electoral Central comunica que "se declaran vacantes los escaños correspondientes a los candidatos Oriol Junqueras, Carles Puigdemont y Antoni Comín por no haber acatado la Constitución y suspendidas todas las prerrogativas que les pudieran corresponder en razón de su cargo, todo ello hasta que se produzca dicho acatamiento".

 

En cuanto al escrito de Boye para que admitan fórmulas de acatamiento distintas a la presencial, la JEC argumenta que de la LOREG se interpreta que "el candidato electo debe comparecer personalmente" ante el órgano electoral "para la realización de un acto que es de naturaleza personalísima", y que "resulta por lo tanto indelegable y no puede llevarse a efecto mediante cualquier mecanismo que pretenda elegir el propio interesado al margen de las previsiones legales".

Por otra parte, la JEC tampoco considera que la doctrina del TC sea aplicable al caso de Puigdemont y Comín, porque "sería aplicable en el caso de que los interesados ​​hubieran acudido ante la Junta Electoral Central para emitir en esa sede la declaración de voluntad que tal acatamiento supone". Además, el órgano electoral sostiene que el juez Pablo Llarena "se limita" a decir que no dejará sin efecto las órdenes de detenciones nacionales. "Por lo tanto, en dicha resolución no se prohíbe ni impide que puedan acudir a prestar juramento o promesa de acatamiento a la Constitución ante la Junta Electoral Central", indican los magistrados, que remarcan que "se hallan voluntariamente fuera del territorio nacional".

Gonzalo Boye llegó este lunes al mediodía al Congreso de los Diputados con el acatamiento de los eurodiputados electos Carles Puigdemont y Toni Comín ante un notario belga. Pero el intento no fructificó. A pesar de los poderes especiales que dieron a su abogado, los letrados de la cámara baja le cerraron la puerta en los morros y ni siquiera se miraron los documentos que llevaba el letrado. Ante este incidente, Boye registró el escrito ante la JEC, que hoy ha hecho caso omiso.

En las elecciones europeas del 26-M, Ahora Repúblicas (ERC-Bildu-BNG) obtuvo 1,2 millones de votos y tres escaños, de los que solo podrán ejercer Diana Riba y Pernando Barrena. Por su parte, Lliures per Europa logró un millón de votos y dos eurodiputados, que son Puigdemont y Comín. Ninguno de ellos ha accedido a la condición plena.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat