La indignación ha estallado en Alemania después de que la revista Focus, una de las más importantes del país, ha denunciado que el Gobierno de Pedro Sánchez quiere sufragar la semana de 4 días aprovechando el dinero de las ayudas de la UE para la reconstrucción por la Covid.

"¿Cómo se puede empezar de nuevo desde un punto de vista económico después de la crisis del coronavirus? El Gobierno español quiere crear nuevos puestos de trabajo con una semana de 4 días, y espera para ello una ayuda generosa de la UE", señala. Focus indica que las intenciones de España están originando controversia en Alemania, y se está aprovechando de ello el partido ultra AfD, que hace una oposición frontal.

Según Focus, el proyecto piloto español prevé dar subvenciones por un total de 50 millones de euros a partir del otoño a unas 200 empresas que hagan trabajar a los empleados sólo 32 horas semanales con el mismo salario. Es decir, 4 días a la semana.

Foco

"España quiere financiar la semana de 4 días con dinero de la UE", titula la revista alemana Focus

 

La revista explica que en el land alemán de Renania del Norte-Westfalia el sindicato IG Metal ha conseguido un acuerdo de 4 días similar al español, pero con la gran diferencia que se sufraga a partir de los incrementos que estaban previstos en el sueldo de los trabajadores, y no por el presupuesto público. "En España el dinero para este experimento sale de los presupuestos del Estado", insiste.

Los políticos alemanes ven con preocupación este desvío de las ayudas europeas. El eurodiputado Stefan Berger, del partido de Angela Merkel (CDU), ha tildado de "fuerte" lo que prepara Sánchez, y ha advertido que "si se trabaja menos, se produce menos, y eso nunca ha llevado riqueza a la sociedad". El experto en presupuestos del partido liberal FDP en el europarlamento, Moritz Körner, insiste que lo que prepara España "no tendría que ser ningún precedente", y ha ironizado que "no cree que la UE haya propuesto una semana de 4 días con su reforma".

Todo eso sucede cuando la Comisión Europea está examinando ahora los planes de los diversos Estados sobre cómo utilizar los fondos de ayudas para el coronavirus, que se empezarán a pagar en el segundo semestre de este año. "En total, están en juego 750.000 millones de euros, en parte como subvenciones y en parte como préstamos. Y España recibirá unos 80.000 millones de euros que no tendrá que devolver", apunta.

Sánchez ha visitado hoy Senegal, donde ha sido recibido por el presidente Macky Sall, como muestra la fotografía principal.

 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat